• Sus huesos fueron exhumados en 2010 de una fosa común de Vilavella (Triacastela) junto a los de otros dos “maquis”, todos de origen berciano

Guerrilleros antifranquistas, algunos de los que se cree aparecieron en la fosa de Vilavella

 

El próximo sábado, 14 de abril, es el Día de La República. El Ateneo Republicano de Valdeorras ha convocado diversas actividades para conmemorar la fecha. Además, la cita será aprovechada para enterrar los huesos de un guerillero antifranquista, Félix Yáñez Gónzález,  en el cementerio de O Barco de Valdeorras (a las 13,00 horas). Sus restos fueron exhumados en 2010 de una fosa común de Vilavella, aldea de Triacastela (Lugo) que, hasta ahora, han sido custodiados para su estudio por la “Asociación para la recuperación de la memoria histórica”, colectivo que tiene su sede en Ponferrada (León), en el Campus de la Universidad de León.

La citada asociación realizó la recuperación de los restos y los estudios de ADN que permitieron certificar la identidad  de Félix Yáñez González. Se trata de un tío del actual portavoz del grupo municipal de Riada Cidadá de O Barco, Félix  García Yáñez.

Félix García Yáñez, sobrino del guerrillero antifranquista que será enterrado en O Barco

 

Los restos de Félix Yáñez González aparecieron en una fosa común de Vilavella (Triacastela) junto  los de otros dos hombres más, Pedro Voces Canóniga y Antonio Vega Guerrero. Todos eran leoneses, concretamente de El Bierzo.

Félix Yáñez González nació en Bilbao en 1918, si bien tenía raíces en El Bierzo. Era hijo de emigrantes de las localidades leonesas de  Cacabelos y Arganza.  En su adolescencia falleció su madre y se fue a vivir con unos tíos para Arganza. Trabajó en las minas de carbón de Fabero. Cuando estalló la guerra civil huyó al monte (porque era un afiliado de UGT) y se hizo guerrillero.

Su sobrino, Félix García Yáñez,  siempre supo que tenía un tío que habían fusilado pero su familia desconocía el paradero de sus restos.  Fue en 2010 cuando la “Asociación para la recuperación de la memoria histórica” llevó a cabo la exhumación de los restos de tres guerrilleros de una fosa común de Vilavella (Triacastela), situada muy cerca del cementerio de esta localidad. Y allí aparecieron los restos de su tío.

Félix García Yáñez vivirá este 14 de abril de una forma más especial que en otras ocasiones. Poder enterrar a su familiar “tiene un gran valor sentimental. Mi madre siempre estuvo pendiente y añoró a su hermano pequeño. Ahora, volverán a estar juntos pues los restos los voy a enterrar en el panteón familiar, donde le di sepultura a mi madre hace cinco años. Aparte de la carga política que puede tener este hecho,  recuperar uno de los muertos de la posguerra,  tiene un valor personal muy grande para mí”.

Se cree que este hombre es Félix Yáñez González

 

Dar sepultura a este guerrillero se traduce en una paz que no todas las familias han conseguido pues se calcula que hay unas 100.000 personas en España asesinadas que yacen bajo cunetas y en fosas comunes.  Félix García Yáñez valora que la “Ley de Memoria Histórica se quedó corta por no destinar partidas con fondos económicos para la recuperación de los restos”.  Cita como ejemplo que “los restos de personas que fueron a la División Azul a Rusia en 1942-43 los traen a España con fondos del Estado, que paga el traslado. Sin embargo, no ocurre así con los españoles que siguen en las cunetas, que son muchísimos. No se destinaron partidas económicas para ello. Además, otra dificultad es que siempre hay muchas trabas legales para la exhumación”.

Y concluye que  “creo que sacar los restos de cunetas y fosas comunes sería una forma de acabar con la Guerra Civil. Sin embargo, considero que en España es imposible acabar con las heridas de la guerra porque seguimos con los vencedores y vencidos”.

Para poder identificar a los huesos y restos del guerrillero antifranquista Félix Yáñez González, la “Asociación para la recuperación de la memoria histórica” realizó análisis forenses y solicitó muestras de ADN, en este caso de la madre de Félix García,  en O Barco.

La exhumación en 2010

Los restos encontrados en la referida fosa de Vilavella en 2010 correspondían a tres guerrilleros antifranquistas de origen leonés que se refugiaban en la zona desde el estallido de la Guerra Civil, Pedro Voces Canóniga, Antonio Vega Guerrero y Félix Yáñez González.

Estos tres hombres fueron fusilados supuestamente el 12 de noviembre de 1943, después de ser sorprendidos en las cercanías de Vilavella, tras una confidencia recibida por parte de un antiguo colaborador de los guerrilleros antifranquistas. Según un informe de la época, fueron acribillados durante un tiroteo que duró casi una hora.

Exhumación de Vilavella en 2010

 

Programa del Día de La República:

El Ateneno Republicano de Valdeorras , en colaboración con el Cine-club Groucho Marx, ha organizado para el jueves, 12 de abril, a partir de las 19,00 horas una proyección en el Teatro Lauro Olmo de “Lesa Humanidad”, de Héctor Faver.

El sábado 14 de abril, a las 12,00 horas habrá un homenaje a las víctimas del franquismo en el entorno de la Casa del Riocigüeño. A las 13,00 horas, será el entierro de los restos del guerrillero Félix Yáñez González. A las 18,00 horas habrá una charla de Luz Darriba sobre “Mujer y exilio republicano en el Río de la Plata” y a las 22,00 horas será el turno de una cena republicana de confraternidad.

Actos en O Barco