• Medio Ambiente comunica al Comité Español de la Unesco que este año formalizará la candidatura de la Ribeira Sacra a reserva de la biosfera
  • La directora general de Patrimonio Natural, Belén do Campo, asistió esta mañana en Madrid a la vigésima reunión del Comité del Programa MAB (Hombre y Biosfera), un organismo de carácter consultivo
  • Una vez sometida la propuesta al trámite de información pública, la Xunta está ultimando los informes correspondientes sobre las aportaciones y alegatos recibidos

 

La candidatura de la Xunta para que la Ribeira Sacra se convierta en la séptima reserva de la biosfera de Galicia continúa avanzando con paso firme. Hoy mismo y aprovechado su asistencia en Madrid a la vigésima reunión del Comité español del Programa MAB (Hombre y Biosfera) de la Unesco, la directora general de Patrimonio Natural, Belén do Campo, le comunicó a los miembros de este órgano de carácter consultivo que antes de que finalice el año la Xunta presentará oficialmente la candidatura.

La formalización de la propuesta de la reserva de la biosfera Ribeira Sacra y sierras del Oribio e Courel se producirá una vez se concluyan los informes derivados del proceso de información pública, que se abrió el pasado 9 de agosto y ya está cerrado. En todo caso, este trámite avanza a buen ritmo por lo que Do Campo aseguró que “este mismo año” la Xunta presentará la candidatura ante la Secretaría del Comité español del Programa MAB, con el objetivo de obtener su declaración definitiva en el año 2021.

Para la Xunta, tal y como subrayó la directora general, se trata de una propuesta sólida, avalada por un gran consenso por parte de los distintos agentes implicados y que aglutina a un total de 23 ayuntamientos de Lugo y de Ourense con un alto valor paisajístico y cultural en común, unidos por su apuesta por un desarrollo sostenible basado en las prácticas tradicionales.

Hace falta recordar que el pasado mes de agosto la Xunta hizo en Pantón la presentación oficial de la candidatura con la que el espacio conformado por la Ribeira Sacra y las sierras del Oribio y Courel aspiran a conseguir este reconocimiento de carácter internacional, gestionado y concedido por la Unesco. El documento que avala la candidatura fue sometido a información pública durante un mes, período en el cual las personas y entidades interesadas pudieron hacer sus aportaciones al texto original. En total se recibieron dos alegatos, que están siendo analizados por la Consellería con el fin de valorar posibles mejoras o modificaciones.

En todo caso, hace falta recordar que el documento fue fruto de más de dos años de trabajo durante los que la Xunta mantuvo un diálogo constante con todos los agentes implicados y con intereses en la declaración, entre ellos, ayuntamientos, grupos de desarrollo rural, universidades, sector turístico y otros colectivos, que tuvieron ocasión desde el principio de participar activamente y hacer sus contribuciones a la propuesta.

Seis reservas de la biosfera en Galicia

Galicia cuenta en estos momentos con seis reservas de la biosfera -uno de los reconocimientos de carácter internacional más importantes en relación con la conservación y el uso sostenible del patrimonio- que representan alrededor del 25% del territorio de la comunidad.

Con la incorporación de la reserva de la biosfera Ribeira Sacra y sierras del Oribio e Courel, la extensión protegida en Galicia bajo esta figura se incrementaría hasta llegar al 34% del territorio, de ahí la importancia de la candidatura para la preservación y el reconocimiento internacional del patrimonio natural de la comunidad.

Concretamente, hace falta precisar que la zona propuesta para la declaración aglutina en total a 18 ayuntamientos de Lugo (Bóveda, Carballedo, Chantada, Folgoso do Courel, O Incio, Monforte de Lemos, Pantón, Paradela, A Pobra do Brollón, Portomarín, Quiroga, Ribas de Sil, Samos, Sarria, O Saviñao, Sober, Taboada y Triacastela) y cinco de la provincia de Ourense (Castro Caldelas, Nogueira de Ramuín, Parada de Sil, A Peroxa y A Teixeira). Se trata de un territorio de excepcional valor en cuanto a sus componentes ambientales, paisajísticos y culturales, como demuestra su reciente declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) por parte del Consello da Xunta.

En este sentido, si la candidatura de la Ribeira Sacra prospera y supera todos los requisitos y condicionantes establecidos por los responsables de la Unesco para su declaración, este territorio a caballo entre las provincias de Lugo y Ourense estaría en disposición de obtener un triple reconocimiento por parte del organismo internacional.

Así, hace falta recordar que el pasado abril las Montañas do Courel obtuvieron la declaración de Geoparque, convirtiéndose así en el primero espacio natural con esta denominación en Galicia; y además, la Consellería de Cultura trabaja ya en una iniciativa para promover el reconocimiento de la Ribeira Sacra como Patrimonio Mundial.