• Recibieron un homenaje en el Centro Cultural Avenida por su  compromiso y proyección del municipio a través de la hostelería y el ciclismo

El alcalde de Almendralejo, el alcalde de A Rúa y Ermitas

 

El Centro Cultural Avenida de A Rúa de Valdeorras  acogió un homenaje a las dos personas a las que este año se les dedica la XI Festa do Codillo: la hostelera Ermitas Bolaño Yáñez, propietaria del recién cerrado Bar Taxi, y Santos Izquierdo (ya fallecido), ambos por su trayectoria y proyección de A Rúa fuera de las fronteras locales.

Uno de los hijos de Santos Izquierdo, Marta Míguez y Avelino Fernández

 

El homenaje contó con la presencia de la secretaria xeral para el Deporte, Marta Míguez; el alcalde de Almendralejo, José García Lobato; el presidente de la Federación gallega de Atletismo, Isidoro Hornillos, Wayne Brabender y Juan Francisco Sánchez, “hijos adoptivos” de A Rúa; el alcalde de A Rúa, Luis Fernández Gudiña y miembros de toda la Corporación municipal, entre otros, además de vecinos y familiares de los homenajeados.

El homenaje se inició con la actuación del grupo de gaitas Abertal y  la intervención del concejal de Cultura y Deportes, Avelino Fernández Seco, quién trazó el perfil del homenajeado Santos Izquierdo (nació en 1927 y falleció en 2012). Su familia procedía de Salamanca. Se casó en A Rúa y estuvo al frente del Casino de la localidad durante 40 años. “Pero la razón por la que se le homenajea es porque a él y a un grupo de amigos se le ocurrió en 1958 crear la Peña Ciclista de A Rúa. Además, consiguieron que la única prueba de ciclismo profesional que se hizo en Galicia del Gran Premio Cuprosan  de Ciclismo fuera en A Rúa, en un pueblo como éste, que en los años 60 y 70 contaba con la mayor parte de sus vecinos en la emigración, y que tuvo continuidad durante 23 años”.

El concejal relató que “cuando yo era un adolescente estábamos pendientes  que llegasen las fiestas de la estación para ver a los ciclistas, eso nos motivaba  y jugábamos a ser ciclistas, gracias al Gran Premio Cuprosan”, añadió Avelino Fernández, quien dijo que tuvo la suerte de haber conocido a Santos Izquierdo. “Era un hombre apasionado del ciclismo y realmente teníamos que haber hecho este homenaje mucho antes”.

Por su parte,  el alcalde de A Rúa, Luis Fernández Gudiña, desgranó el perfil de Ermitas Bolaño.  Valoró que  “convirtió el bar Taxi de A Rúa en toda una institución para A Rúa”. Y destacó su trayectoria de 50 años en la hostelería, tiempo que se cumple trabajando si “realmente lo que estás haciendo  gusta”, como le gustaba a Ermitas Bolaño,  “llegando a sacrificar incluso tiempo para su familia”, añadió.

Fernández Gudiña dijo que Ermitas aprendió desde muy joven el secreto de la cocina. Sus padres tenían una cantina en el pueblo de As Ermitas (O Bolo), donde empezó a “mamar” lo que puso en práctica en el Bar Taxi. Los primeros años de su vida los pasó en As Ermitas y, después, se iría a un internado de las “Josefinas” en Ourense.  Posteriormente, regresa a su tierra y conoce a Severino Alonso, con el que se casa.  Y con 24 años tomó la decisión de emigrar a Alemania. A su vuelta de la emigración, fue cuando tomó las riendas del bar Taxi, hace ahora 50 años,” establecimiento entonces propiedad de la familia Purre, que tenía un taxi y de ahí el nombre. Desde entonces, no faltó ni un solo día al trabajo, consiguiendo que el bar Taxi se convirtiese en una referencia en toda la comarca de Valdeorras”, apostilló el alcalde de A  Rúa.

Por el Bar Taxi pasaron muchos trabajadores de Telefónica, Obras Públicas, la construcción etc., además de los músicos de las orquestas durante el verano,  teniendo siempre un lleno absoluto, matizó el alcalde, quien citó platos  de Ermitas como su caldo con picatostes, su cocido, sus callos o su ensaladilla, entre otros muchos. “Como ella misma dice, era cocina gallega y casera cien por cien”. 

Tras proyectar dos vídeos sobre la vida de los homenajeados agradecieron el homenaje y  recibieron flores y una placa conmemorativa de esta fecha tan señalada.

También intervino el alcalde de Almendralejo (localidad de Badajoz hermanada con A Rúa), José García Lobato,  quien destacó el compromiso de los homenajeados con su pueblo. “Es un orgullo para una localidad tener gente que se comprometa pues hace que una ciudad se desarrolle”, apuntó.

Y manifestó que “intentamos avanzar en el hermanamiento  que tenemos con A Rúa con alguna propuesta que habrá que concretar para que “nos unamos y conozcamos mucho más”.

Finalmente, la Asociación de Voluntarias de la Caridad de A Rúa también quisieron entregar su presente a Ermitas Bolaño.

  • El homenaje en imágenes:

Abertal

Ainhoa Carracedo, conductora de la gala

Autoridades

Avelino Fernández, concejal de Deportes

Entrega de un presente a la familia de Santos Izquierdo

Ermitas Bolaño y su familia

Ermitas y Mónica, su hija

Ermitas, emocionada

Felicitaciones

Hijos y familia de Santos Izquierdo

Homenaje

Las Voluntarias de la Caridad también entregaron su presente a Ermitas