• Camut Band ofrece un espectáculo de tap dance y percusión fresco, original, sorprendente y lleno de energía

Camut Band, un grupo de tap dance con más de veinte años de trayectoria, presenta en el Bergidum Momentos Camut, una energética y potente recopilación de sus mejores números. Será el viernes, 17 de noviembre, dentro de la programación incluida en el Programa Platea del Ministerio de Cultura.

 

El tap dance o claqué es un género de danza que se caracteriza por el uso expresivo del sonido de los zapatos golpeando el suelo como una forma de percusión. Es una técnica muy usada en el género musical norteamericano, que dio grandes figuras como Fred Astaire.

Camut Band es una de las compañías más innovadoras dentro del ámbito claqué nacional e internacional. Nacida en 1994 de la unión de los coreógrafos y bailarines Rafael y Lluís Méndez y del percusionista Toni Español, ha centrado su actividad artística en la investigación, creación y exhibición de espectáculos interdisciplinarios de autoría propia, modernizando el claqué y mostrando un nuevo lenguaje musical de esta danza.

 

La compañía lleva más de dos décadas girando por todo el mundo con sus espectáculos en los que mezclan la melodía del piano con la percusión africana, el tap dance, la voz y el baile sobre arena. Los intérpretes juegan con sus papeles, intercambiando sus habilidades y mezclando sus ritmos, para conseguir unos espectáculos originales, sorprendentes y llenos de energía. Por el Bergidum pasaron en 2001 y vuelven ahora con un espectáculo fresco, original y sorprendente que reúne los números más emblemáticos de la compañía interpretados por seis bailarines sobre el escenario.

Reinventar lo creado incorporando nuevas tecnologías y elementos sonoros, es la propuesta de Moments Camut. Un espectáculo dinámico y divertido, en el que el público disfrutará de la magia del baile de arena, sentirá la potencia del claqué bailado sobre grandes tambores y se convertirá, por momentos, en el protagonista con su participación. Camut Band invita a una fiesta de emociones visuales y sonoras, amenizada con una gran dosis de humor.