• Destaca la apuesta por la internalización e innovación del sector así como una ayuda de 3 millones de euros para repartir entre fábricas que apuesten por reducir el polvo de sílice

 

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó la apuesta por la innovación y la internacionalización que está llevando la pizarra gallega por todo el mundo. Un sector que en la actualidad da trabajo directo e indirecto a 12.400 personas y que, tal y como garantizó el responsable autonómico, seguirá contando en este camino con el apoyo decido de la Xunta.

 

En este sentido, y durante una visita al Centro Tecnológico de la Pizarra, en el municipio de Carballeda de Valdeorras,  y a las instalaciones de las fábricas de Pizarras Del Valle, Feijóo recordó que la inversión de la Administración autonómica en el sector asciende a cerca de 9 millones de euros desde 2009, que permitieron una movilización de más de 20 millones. Y, entre las principales líneas de colaboración con el Clúster de la Pizarra en este 2017, resaltó la restauración de una cantera de pizarra en Quiroga (Lugo)  y la elaboración de una guía de buenas prácticas para revitalizar estas canteras; la difusión de las ventajas del uso de la pizarra para cubiertas y fachadas; el refuerzo de la promoción internacional del sector; y la nueva convocatoria del Plan Renove de la pizarra, para incentivar la renovación de fachadas y tejados.

“En el próximo año reforzaremos y ampliaremos esta colaboración”, aseguró, refiriéndose, fundamentalmente, a las ayudas para adaptar las instalaciones a los nuevos procesos para reducir la exposición al polvo de sílice.

 

Al respeto, avanzó una aportación de 3 millones de euros, en 2018, para financiar instalaciones que permitan disminuir el polvo de sílice en las fábricas; “y situarnos a la vanguardia en la lucha contra las dolencias profesionales asociadas a la pizarra”, expuso.

Asimismo, destacó que los profesionales de la pizarra están también entre los beneficiarios directos de la nueva Ley de implantación empresarial. Una ley -explicó- que persigue seguridad jurídica y que disminuye las trabas burocráticas para poder invertir con seguridad y con respeto al medio ambiente.

Feijóo afirmó que, para el conjunto de la minería, la Ley de implantación empresarial supondrá la creación de 800 empleos y un incremento del 21% en su aportación al PIB.

Como ejemplo de los esfuerzos que el sector está llevando a cabo en el campo de la innovación, el presidente de la Xunta recordó que el Centro Tecnológico de la Pizarra se convirtió, desde lo inicio de su actividad en 2005, en un referente de la I+D+i aplicada a la pizarra, especialmente para investigar sobre nuevos procesos y productos y mejorar la calidad. Y, en los últimos años, sus esfuerzos se concentraron sobre todo en encontrar la manera de minimizar la emisión de polvo de sílice al cortar la piedra.

 

Sobre este punto, el presidente de la Xunta subrayó el desarrollo del proyecto piloto de máquina de corta de pizarra en Pizarras del Valle, que hace posible que en esta fábrica la emisión de polvo de sílice esté por debajo del que aconseja la UE.

En el tocante a la internacionalización, el sector creó la marca Galician & Spanish Slate, que le garantiza al comprador que esa pizarra procede de la Comunidad y que fue sometida a exhaustivos controles de calidad.

 

Hace falta resaltar que, en la actualidad, el 95% de la producción gallega de pizarra está destinada a la exportación en tres mercados principales: Francia, Reino Unido y Alemania. Si bien, el sector está expandiéndose por mercados como los países nórdicos, Estados Unidos, Australia o Rusia.

Así, en 2016 se exportaron 476.000 toneladas de pizarra por valor de cerca de 240 millones de euros, dos cifras que suponen un crecimiento superior al 2% respeto a lo que se había logrado el año anterior. Y, en 2017 las ventas en el exterior, en los siete primeros meses de este año, fueron un 3% superiores a las del mismo período del año anterior.