• Será en la Casa de la Cultura del 24 al 31 de agosto, se ha acuñado un sello y se realizó un matasello conmemorativo de la exposición
  • “He puesto a disposición mis colecciones para que pueda crearse un museo permanente en Rubiá o en O Barco”

Manuel Moral

 

Manuel Moral Fernández, policía nacional en Madrid pero natural de Rubiá, realizará una exposición de su colección filatélica, posiblemente la mayor del mundo, relacionada con los Cuerpos de Seguridad (Policía, Guardia Civil y Gendarmería) de todo el mundo. Además de sellos, también expondrá una colección de  30 uniformes policiales -que datan de  los años 60 hasta la actualidad- así como parches y placas antiguas policiales, entre otros objetos.

 Se trata de una exposición única y singular, para la que incluso se ha acuñado un sello y se realizó un matasellos conmemoriativo, que será estrenado el día de la inauguración, el 24 de agosto en la Casa de la Cultura de Rubiá, localidad que ha elegido por amor a su tierra natal, siendo la primera vez que acerca sus colecciones hasta esta localidad y Galicia.

La muestra, bautizada como Exposición Filatélica Policial, y organizada por el Ayuntamiento de Rubiá,  permanecerá abierta hasta el 31 de agosto, si bien Manuel Moral está dispuesto a prorrogarla o acercarla a otros ayuntamientos si así lo solicitan. Su sueño es crear un museo permanente ya sea en Rubiá o en O Barco de Valdeorras. Precisamente, con el alcalde de esta localidad  ya realizó hace un par de años gestiones con su alcalde, Alfredo García, sin que llegasen a fructificar.

Manuel Moral Fernández

 

Manuel Moral realiza exposiciones dentro y fuera del ámbito de la Policía, recorriendo muchas ciudades españolas. Es Policía Nacional (está en segunda actividad). Su servicio en el Cuerpo ha sido la protección de altas personalidades durante 35 años, 23 de los cuales ha sido jefe de la escolta del fiscal jefe anticorrupción,  en Madrid.

Reside en Alcalá de Henares y es policía porque le gusta pero también por tradición familiar “ya que muchos de los miembros de mi familia pertenecemos a la Policía y a la  Guardia Civil, lo llevamos en la sangre”, dice.

Es autor del libro “Homenaje filatélico a las Fuerzas de Cuerpos de Seguridad”, editado por la Fundación de la Policía y Correos,  que ha sido, hasta hace muy poco, el regalo protocolario del Ministerio del Interior para autoridades y ministros así como directores generales de policías de otros países, entre otros. Y es que es un libro en el que puede verse retratado cualquier policía del mundo.

Este trabajo fue medalla de plata en un concurso mundial en Taiwán y, este año,  obtuvo el mismo galardón en otro certamen del País Vasco. Versa sobre su colección de sellos recogiendo la historia de cada Policía a nivel internacional. “Lo más dificultoso, además de conseguir los sellos, pues incluso he tenido que viajar a países como Holanda, fue desgranar la historia de cada policía y cada  sello. Tuve que realizar traducciones incluso de chino y árabe, entre otros idiomas”, cuenta.

Manuel Moral con su libro

 

Es la primera vez que expone en su tierra y en Galicia

Sí.  Me apetecía muchísimo. Tenía muchas ganas.  De hecho, se lo había ofrecido a la Federación de Filatelia en Ourense, que creo que va a venir a la inauguración,  pero al final me incliné por Rubiá. Para mí es un honor exponer en mi pueblo y entre mi gente. Además,  por primera vez expongo mi colección de uniformes policiales, indumentaria que hay que decir que varía muy poco, cambian más los parches y placas que llevan.

 

Hablando de uniformes, ¿se pondrá su uniforme policial de gala para la inauguración de una exposición tan especial?

Efectivamente, sí.  Ahora, dentro del Cuerpo he pasado a segunda actividad,  pero hasta los 65 años sigo siendo policía. Por tanto,  tengo derecho y me apetece mucho hacer la presentación de uniforme.  Me gustaría que a la inauguración acudiese el subdirector de Gestión Técnica de la Dirección General de la Policía, José Manuel Pérez Pérez, persona que me ha acompañado muchas otras veces, si bien no sé si podrá.  Tengo que decir que todos los mandos policiales me han apoyado mucho.

El sello acuñado

 

¿Qué ha sido lo más complicado para hacer la colección?

Lo más difícil es conseguir ese material de la colección. Llevo 30 años y ha sido un trabajo inmenso, aunque no lo parezca. Eso ha sido lo complicado. Conseguir sellos exclusivamente de los Cuerpos de Seguridad  de todo el mundo no es fácil,  hay que acudir a subastas mundiales y es complicado. Cada sello tiene su historia, su por qué, su cultura.

 

Complementará  la exposición su colección de filatelia con parches, sobres, uniformes y diverso material policial

Hay gente a la que no le gustan los sellos o  les puede resultar más pesado. He adornado, por decirlo así, la exposición con la pretensión de  hacerla más atractiva, atraer a todo tipo de público y que le guste a más gente.

El matasello realizado para la exposición

 

¿El espacio de la Casa de la Cultura de Rubiá es suficiente para su colección?

Pondré 24 expositores en la Casa de la Cultura de Rubiá, con 32 láminas (cada una con sus correspondientes sellos) por expositor. Son unas 800 láminas. Todo está hecho a mano por mí, salvo los sellos, claro. Para los uniformes habrá que ver el espacio.

 

La tierra siempre tira…

Vengo todos los años a mi pueblo. Soy de Rubiá y siempre dejo muy sentado en todas partes que soy de esta localidad.

El cartel