• Casas, iglesias, capillas, lavaderos y restos arqueológicos centran la protección de zonas históricas con distintos grados de protección
Casa colonial de A Rúa

Casa colonial de A Rúa

 

El Plan Xeral de Ordenación Municipal Urbana  de A Rúa, que entrará en vigor en cuestión de poco tiempo pues fue aprobado definitivamente y entregado a la Xunta a finales del mes de noviembre, contempla una catalogación de edificios, lugares y zonas singulares  de interés, desde el punto de vista arquitectónico e histórico, con distintos grados de protección, que permite desarrollar un Plan Especial de Reforma Interior para la conservación de los mismos.

El concejal de Urbanismo, el socialista Luis Fernández Gudiña, manifestó que “en este momento lo que contempla el planeamiento es una catalogación de los edificios y lugares sensibles de una especial protección. No hay ningún proyecto de restructuración integral de zonas,  sino sencillamente que el plan contempla lugares y edificios para que se conserven esos espacios con unas determinadas condiciones en función del grado de protección”.

El concejal de Urbanismo detalló que  el documento urbanístico contempla “conjuntos poblacionales, zonas  determinadas y edificios singulares”.  Así, citó que A Rúa Vella,  parte de Fontei, Roblido, San Xulián y, prácticamente, la mayor parte  de núcleos rurales gozan de protección, pero nosotros hasta el momento no hemos desarrollado  todavía un plan específico”.

Una de las casas con escudo más antiguas de A Rúa también sometida al plan

Una de las casas con escudo más antiguas de A Rúa también sometida al plan

 

Fernández Gudiña explicó que en la práctica la citada conservación de zonas históricas se traduce en que “si un vecino va a construir o reformar en espacios protegidos, cuando vaya a solicitar la licencia se dará en función de la catalogación de núcleos singulares”.

Citó algunos edificios incluidos en la memoria del plan de conservación como  la casa de Rebolledo,  la de César Conti en O Bouzo,  cruceiros, capillas como la de San Roque, lavaderos antiguos,  la casa colonial situada junto a la vía del tren y  viviendas del entorno de la  Plaza César Conti de A Rúa Vella, entre otras muchas.

Casa César Conti de O Bouzo

Casa César Conti de O Bouzo

“En las zonas de protección hay un perímetro en el que no se puede obrar sin las pautas y permisos correspondientes de Patrimonio. Un ejemplo, las viviendas situadas en el entorno de la Iglesia de San Esteban de A Rúa Vella cada vez que tengan que hacer una obra, modificación  o reforma de estructura o conservación tienen que pedir permiso a Patrimonio y seguir sus condiciones”.

Pero no sólo se recogen conjuntos poblacionales, o edificios, sino también parajes naturales con valor arqueológico como una zona de O Castrillón donde hay un castro antiguo,  A Pala, que cuenta con restos de asentamiento romano, Curral de Milleiros en Fontei,  donde hay mámoas; As Medorras (Roblido), lugares del neolítico donde se ven petroglifos y  la Lápida Romana de A Rúa Vella, entre otras muchas.

Viviendas de la Plaza César Conti también quedan protegidas

Viviendas de la Plaza César Conti también quedan protegidas

 

Hay casi 150 lugares  y edificios protegidos. “Esta es la base para desarrollar planes y proyectos. No todos los lugares edificios tienen el mismo nivel de protección, puede ser integral o no. Así que cada caso es diferente”, concluyó.

 

Roblido también queda protegido en el plan urbanístico

Roblido también queda protegido en el plan urbanístico