• Tráfico alerta de que en lo que va de año dieron positivo en el test cinco, más que en todo 2015 

El dumper cuyo conductor dio positivo en drogas

 

Sobre las 18:50 horas del miércoles, 27 de abril de 2017, una patrulla del Destacamento de la Guardia Civil de Tráfico de Verín, se encontraba en el  punto kilométrico113 de la Autovía Rías Baixas A-52 (Benavente – O Poriño), en las inmediaciones del túnel de A Canda (A Mezquita), realizando un servicio de inspección del transporte por carretera, cuando detuvieron la marcha de un transporte especial sobre el que viajaba un camión de gran tonelaje “dumper”. En este contexto, y cuando los agentes de Tráfico le indicaron a su conductor R.C.A., de 28 años y vecino de Basauri (Vizcaia), que les abriese la puerta porque iban a acceder la cabina del camión para realizar un volcado de los datos del tacógrafo, esta persona, y con un tono de voz que denotaba cierto nerviosismo, comenzó a poner una serie de excusas que hicieron suponer a los Agentes de Tráfico que algo no iba bien, quedando posteriormente confirmadas las sospechas al notar que del habitáculo manaba un fuerte olor a marihuana.

Tras realizarle la prueba para la detección de drogas, arrojó un resultado positivo en THC “cannabis”, y por tal motivo se procedió a la inmediata inmovilización del vehículo y la formulación del correspondiente boletín de denuncia por Conducir con presencia de drogas en el organismo”, que conllevaría, en el caso de ser confirmado por el laboratorio, una sanción de 1.000 € y la detracción de 6 puntos de su permiso de conducir.

Sin embargo, éste no es el único caso ocurrido en las carreteras de la provincia de Ourense en los últimos días, porque, siendo las 10,15 horas del pasado día 12 de abril, en el punto kilométrico 180 de la misma Autovía Rías Baixas, cerca de la salida de Trasmiras – Viladerrei, también fue detectado un conductor de un tráiler, M.T.M.E. de 43 años, y vecino de Fuentespina (Burgos), con un positivo en THC.

Estos dos casos no son algo excepcional, porque en el año 2015,  fueron sorprendidos 4 camioneros  que arrojaron positivo en el test de drogas, en el 2016 fueron 27 y en lo que llevamos de 2017 van 5.

Sobre este colectivo de conductores profesionales de vehículos dedicados al transporte de mercancías, existe una especial preocupación, según la Guardia Civil de Tráfico, por el aumento de los casos detectados mientras conducían, siendo conscientes de que aunque son una minoría, este lamentable asunto perjudica mucho la imagen del sector en general y del profesional al volante en particular.