• La Corporación municipal aprobó la nueva tarifa en un pleno durante el que la alcaldesa reprochó al PP que mienta sobre  el balance de cuentas  municipales de las fiestas

La Corporación municipal de A Rúa aprobó  por unanimidad de todos los grupos la modificación de las entradas del cine-teatro que pasan de 4,50 (cine ) y 4  (teatro ) a 3 euros para el grupo de jubilados y menores de 13 años. El objetivo es incentivar que los vecinos acudan más al cine Avenida. La alcaldesa nacionalista, María Albert, señaló que la sala  cuenta con un sistema analógico que dificulta notablemente el pase de películas  de calidad y  ello merma la asistencia  de público. Por ello,  se va a estudiar la posibilidad de incorporar un sistema digital , aún cuando “é carísimo”, precisó.  Mientras no llega, se opta por esta rebaja.

Los ediles de la Corporación de A Rúa durante el pleno

Los ediles de la Corporación de A Rúa durante el pleno

 

También aprobó  por unanimidad una modificación puntual del crédito. En los presupuestos  prorrogados del año pasado  figuraba una partida para gastos diversos  de  7.000 euros  en la que se incluía  la Feria do Viño (que no se celebró en A Rúa) y una  parte  se destinó a obras .  El pleno acordó que lo que queda de esa partida,  4.227 euros, se trasladará a la de  eventos culturales.

Grupo de gobierno de A Rúa en el pleno

Grupo de gobierno de A Rúa en el pleno

 

Aunque no estaba en la orden del día, la alcaldesa, María Albert, quiso  anunciar que las cuentas de las fiestas de A Rúa como la Bacofesta  se incluirán en la web del Concello en las próximas horas.  Con ello quiso reprochar al portavoz del PP,  Avelino García Ferradal, que hiciese un balance público  “mentiroso” de las mismas. “O gasto é grande, e tal vez haxa que regular algunhas cousas, pero o que lle pediría ó PP é que non minta dicindo que  este ano gastamos máis nas festas”.  E hizo un desglose: este año se gastó en las Festas de Verán una partida de 62.550 euros, casi 2.500 menos que cuando García Ferradal era alcalde. En cuanto a la Bacofesta, este año tuvo un coste de 29.537 euros de los que 4.847, destacó Albert, “foron invertidos en compras”. En 2014, la Bacofesta  costó 33.075 euros.

“O tema das contas se presta a ser moi demagóxico· . Si comparamos un dato ten que ser o mesmo co respecto ó ano anterior pois senón estamos mentíndolle á cidadanía.  Lle pediría ó portavoz do PP un pouco de honestidade ó facer valoracións”, apostilló  María Albert.

Ferradal  dijo que si pedía honestidad que dijese quién consiguió las obras que se están desarrollando las facturas y, sin replicar sobre las mentiras,  señaló que “o único que lles pido é que nos pasen as facturas”.

Avelino García Ferradal (PP), a la izquierda

Avelino García Ferradal (PP), a la izquierda

 

Albert  respondió que “as facturas están disponibles como ustedes saben, posto que poden vir a consultalas” y afirmó  “neste grupo de gobernó  non nos doen prendas para dicir en qué momento da lexislatura se conseguiron as obras que estanse a desenvolver en A Rúa, pero sería interesante que o PP cando está na oposición deixase de remar en contra do Concello. Si o PP conseguise obras para o Concello estando na oposición, nós encantados pois son para ó pobo, pero non pode ir contra o Concello. Habería que preguntarle por qué obras que estaban preconcebidas xa non figuran por ninguna parte”.

Ya en la sesión de ruegos y preguntas, el portavoz del grupo municipal del PP, Avelino García Ferradal,  señaló la necesidad de un secretario permanente para el Concello. “Xa sabemos que humanamente non se pode mais, pero é preciso facer un esforzó pola transparencia”. La alcaldesa  le dio la razón, si bien recordó que se está pendiente del concurso unitario y “temos a esperanza de que poida quedar libre a praza de A Rúa”.

Avelino García Ferradal (PP) con su grupo, antes de empezar el pleno

Avelino García Ferradal (PP) con su grupo, antes de empezar el pleno

 

García Ferradal también  propuso que el plan de reducción de IBI y licencias de obra para  los afectados del PXOM  “é mellor cando se aprobé definitivamente o planeamento pola Xunta de Galicia”, algo a lo que el grupo de gobierno no puso objeción.

El portavoz del PP también preguntó si las carpas instaladas durante el verano en O Refuxio tenían permiso,  justificando  que “varios empresarios se queixaron e de aí a pregunta”. En este sentido, María Albert detalló “nos o que lle dixemos  é que lle pediran permiso á Confederación Hidrográfica”.

García Ferradal puso sobre la mesa que durante el magosto “vimos que sobraron moitos bocadillos, algo que lle pode pasar a calqueira. O problema é que en lugar de tirar hai moitas organización neste concello como Cáritas  para repartilos entre persoas sen recursos sen ter que tiralos”. María Albert valoró que tal vez se podrían entregado a Cáritas si bien “non sei se lle poderían dar uso”, por eso de que era  una comida que se deteriora rápido.

Finalmente, García Ferradal solicitó que se instalen carteles informativos en los parques infantiles pues ”é o único que queda para adaptalos á normativa europea, non costan moito e quedarían mellor”. En este punto la alcaldesa estuvo de acuerdo y dijo que “efectivamente,  non é un gasto excesivo pois moitas veces se gasta máis en outras cousas”.

 

Luis Fernández Gudiña (PSOE) y María Albert (BNG) a la salida del pleno

Luis Fernández Gudiña (PSOE) y María Albert (BNG) a la salida del pleno