• Representantes del Concello se reúnen hoy miércoles con las personas que se quejan para abordar el malestar generado entre el alumnado

zumba-tadeoUn grupo de usuarias de las clases de Zumba de las Escuelas Deportivas de O Barco se reúnen hoy miércoles por la mañana con representantes del Concello a fin de plantearle su descuerdo con los cambios efectuados para este curso, entre ellos el emplazamiento de las clases y el de profesora. Precisamente, en los últimos días,  recogieron 160 firmas para quejarse  y, además,“no se ha matriculado nadie en señal de protesta”, añaden.

Las personas afectadas explican que “el Concello ha hecho cambios sin consultarnos a las usuarias y usuarios de Zumba, sin contar con nosotros. Así, quitan la clase de la segunda planta de la Casa Consistorial y la ubican en el polideportivo del Instituto Lauro Olmo. Y lo hacen porque, dicen, que hay ruido. Sin embargo, ponen ahí la clase para baile Latino. Pues si es por ruido no tiene sentido meter ahora Latino”.

Además, argumentan que “se ha rebajado el sueldo a los monitores de modo que la profesora que nos daba clase tuvo que renunciar al puesto. Nosotros queremos que se la readmita y se le ponga un salario justo”.

En la reunión con representantes del Concello, en la que en principio se prevé la presencia del concejal de  Deportes,  las personas que protestan insistirán en que “no es de recibo que se realicen cambios sin contar con la opinión de los usuarios.  Pagamos 75 euros al año por acudir a las clases y queremos un servicio similar al de los últimos años, con la misma profesora y en el mismo lugar”.