• El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Valdeorras abandera Galivino, un grupo operativo que trabaja en la creación de herramientas que permitan certificar el origen de los vinos gallegos
  • El proyecto cuenta con un presupuesto de casi 100.000 euros, de los que el 75% procede de fondos europeos

 

El Consejo Regulador de la D.O. Valdeorras es la entidad encargada de coordinar el grupo operativo autonómico Galivino, que trabaja en el diseño e implementación de herramientas para certificar el origen de los vinos gallegos. Junto al C.R.D.O Valdeorras, participan en el proyecto la Agencia Gallega para la Calidad de los Alimentos, a través de EVEGA, la Universidad de Vigo y la Fundación Empresa-Universidad Gallega.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 99.923,27 euros, de los que el 75% procede de fondos europeos. “Desarrollar modelos de predicción de origen en vinos de las denominaciones de origen gallegas que permitan evitar el fraude, garantizar la trazabilidad de la producción vitivinícola y poner valor las variedades autóctonas” constituye – según el presidente de la O. Valdeorras, José Luis García Pando, “el propósito final de Galivino”.

Una demanda creciente De hecho, el control de la calidad del vino y la veracidad de su origen representa “una demanda creciente” para muchos consumidores, abunda García Pando. Por este motivo, el proyecto Galivino propondrá nuevas técnicas y metodologías que permitirán certificar el origen de los vinos gallegos y proporcionar claves de diferenciación por denominación de origen, variedad de uva y cosecha. Todo esto contribuirá a “aumentar la competitividad” y “abrir nuevos mercados” para los vinos gallegos, concluye el presidente del Consejo Regulador.

En este sentido, los objetivos específicos del proyecto Galivino son los siguientes:

  • Comprender las diferencias entre las características analizadas en los vinos, ya sean blancos o tintos, teniendo en cuenta la interacción entre las D. O., variedad de uvas y cosecha
  • Obtener una base de datos con perfiles (huella dactilar) de vinos gallegos de diferentes denominaciones de origen
  • Desarrollar e implementar una metodología rápida y efectiva y protocolos de toma de decisiones para autentificar el origen de los vinos gallegos y preparar un informe de resultados y recomendaciones
  • Favorecer los vinos gallegos diferenciados con valor añadido

Entidades beneficiarias

El proyecto Galivino tendrá en los bodegueros y viticultores a sus grandes beneficiarios. Pero también ayudará a optimizar el trabajo de los consejos reguladores y las denominaciones de origen; de los agricultores, de las empresas de explotación y transformación; de los centros de investigación y de las administraciones públicas relacionadas con la agricultura y el desarrollo rural.