• Los vecinos de San Vicente aceptaron las medidas negociadas entre el Ayuntamiento y la Diputación para la carretera OU-807

 

El alcalde de Vilamartín, Enrique Álvarez Barreiro (PSOE), puso fin a su encierro en la Casa Consistorial,  donde se mantuvo día y noche durante siete días, después de una reunión con los vecinos de San Vicente en la tarde-noche del jueves durante la que aceptaron las soluciones alcanzadas en la reunión entre los representantes de la Diputación, del Concello y del pueblo. Dichas medidas, de carácter urgente,   garantizarán  el acceso al núcleo de San Vicente en unas condiciones mínimas de seguridad en caso de emergencia.

El diputado provincial del PP de Cooperación, Pablo Pérez,  dio a conocer, además,  que en el pleno del mes de marzo se aprobará definitivamente el proyecto de trazado del acceso al núcleo de San Vicente de Leira por la carretera OU-0807. Y destacó “la participación de todos los que están implicados en este proceso, tanto por parte de las empresas involucrada como de los propietarios de los terrenos”.

El alcalde estuvo encerrado en la Consistorial 7 días y contó con el apoyo de los vecinos

 

Pablo Pérez explicó que todas las partes comparecientes acordaron “compromisos comunes para garantizar el acceso, en unas condiciones mínimas de seguridad, a los vecinos de esta localidad”. Para ello, Pablo Pérez explicó que se llevarán a cabo diversas actuaciones como “la reparación del pavimento de la carretera OU-0807, en el trecho de la ladera oeste a la entrada del núcleo de San Vicente, actualmente cerca al paso con una barrera de seguridad fija”.

 La Diputación de Ourense procederá a retirar la barrera de carácter fijo y colocar en su lugar una barrera móvil para que pueda ser retirada temporalmente para facilitar el acceso a vehículos de emergencia en el caso de ser necesario.

 Otro de los compromisos del gobierno provincial acordados en la reunión es finalizar la elaboración del proyecto de estabilización de la ladera oeste mediante actuaciones de desmonte y drenaje de dicha ladera”, añadió Pablo Pérez.

La reunión en Ourense para la solución al conflicto

 

Al mismo tiempo, la Diputación también llevará a cabo “el acondicionamiento del acceso alternativo a San Vicente a través de la carretera municipal que pasa por O Mazo, para lo cual destinará 70.000 euros, y también procederemos a realizar el bacheo del trecho de la carretera municipal que de la acceso al núcleo de Robledo”, explicó Pablo Pérez, quien recordó que la Diputación de Ourense “ofrece un servicio de transporte a demanda a los vecinos de San Vicente que así lo precisen”.

Por su parte, el alcalde de Vilamartín de Valdeorras y el representante vecinal de San Vicente se comprometieron “a trasladar a los vecinos la conveniencia de no emplear este punto de acceso en cuanto continúen las inclemencias meteorológicas y se estén ejecutando las obras anteriormente mencionadas”, señaló el diputado provincial.

El alcalde del municipio, Enrique Álvarez Barreiro, manifestó su satisfacción por el acuerdo  alcanzado y la buena disposición de la Diputación,  si bien vigilará muy de cerca durante un par de semanas que se cumpla el compromiso  ya que no es la primera vez que los compromisos quedan en papel mojado.

Por su parte, los vecinos también están satisfechos, tanto  por el respaldo absoluto que obtuvieron de su alcalde, Enrique Álvarez, que no dudó en mantener el encierro por tiempo indefinido, como por las medidas adoptadas para evitar que la localidad de  San Vicente quede incomunicada.