Foto: EP

Foto: EP

EEUU denuncia que el avión fue derribado por separatistas prorrusos ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Samantha Power, ha denunciado ante el Consejo de Seguridad que el avión de Malaysian Airlines siniestrado este jueves fue derribado probablemente por un misil tierra-aire operado desde una posición “dominada por separatistas prorrusos”, en línea con sus últimas acciones, y en un lanzamiento que podría haber contado con apoyo técnico de asesores rusos.

La embajadora ha indicado que el misil que derribó el avión se trata de un SA-11, tierra-aire, de fabricación rusa, conocido en Estados Unidos como ‘Gadfly’ y por los propios rusos como ‘Buk’. Se trata de un proyectil muy complejo y, dados conocimientos técnicos necesarios para operar con él, “es improbable que los separatistas pudieran manejar este sistema sin la ayuda de personal con conocimientos”.

“Por lo tanto”, ha concluido Power, “no podemos descartar que hayan recibido asistencia técnica del personal ruso a la hora de operar estos sistemas”.