Onu_Las Palmas de Gran Canaria cuenta desde hoy con una base logística del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas, de las que sólo hay seis en el mundo y que será clave para enviar ayuda humanitaria en un máximo de 48 horas a sitios como el Sáhara, Mali, Mauritania o Senegal.

La cooperación española ha impulsado con el PMA la creación de esta base logística, que pretende dar una respuesta inmediata -entre 24 y 48 horas- a las emergencias humanitarias que ocurran en el continente africano, en el que el Sahel es una prioridad para España ya que se encuentran afectadas más de 12 millones de personas.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y la directora ejecutiva del PMA, Ertharin Cousin, han inaugurado hoy esta base logística, que cuenta con más de 6.000 metros cuadrados en el puerto de la Luz de Las Palmas de Gran Canaria.

En el acto también han estado presentes los ministros de Fomento, Ana Pastor, e Industria, José Manuel Soria, así como el secretario general de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Gonzalo Robles; el presidente de Canarias, Paulino Rivero, y un total de 17 embajadores africanos en España.

El ministro García-Margallo ha señalado que España está comprometida con la paz en África, con la lucha contra la pobreza, con la lucha por la democracia y los derechos humanos y en la batalla por el desarrollo económico del continente.

“Hoy es un día grande para la ONU, África, España y Las Palmas ya que se están poniendo las vías y los raíles para intentar paliar un problema que a todos preocupa”, ha dicho el jefe de la diplomacia española, antes de recordar que este país ha dedicado en cooperación entre 2004 y 2013 un total de 730 millones de euros.

Ha subrayado que, pese a las restricciones presupuestarias que ha tenido que hacer España por la crisis económica, el Gobierno de Mariano Rajoy “hará el máximo esfuerzo posible para dedicar más recursos a la ayuda humanitaria, a la lucha contra la pobreza”.

España dona 4,5 millones de euros al PMA, la mayor agencia humanitaria de lucha contra el hambre en el mundo, que en 2013 asistió a más de 80 millones de personas en 75 países.

El Programa ayuda cada año a entre 80 y 100 millones de personas, entre ellas 18 millones de niños, pero en el mundo 842 millones de personas sufren inseguridad alimentaria.

Su directora ejecutiva, Ertharin Cousin, ha agradecido la ayuda de España por su inversión en la reforma de estas instalaciones de Gran Canaria “para salvar urgentemente la vida de millones de niños, mujeres y hombres afectados por conflictos, crisis y desastres”.

“Con el depósito de Las Palmas, España una vez más demuestra que son líderes a nivel mundial. A pesar de los retos en su país, España apoya a los que pasan hambre en el mundo. España no cesa en su empeño”, le ha dicho Cousin a García-Margallo.

El centro de Las Palmas de Gran Canaria cuenta con tres almacenes en el puerto de la Luz con 1.700 metros cuadrados de superficie cubierta, 4.400 metros cuadrados de superficie al aire libre, un espacio acondicionado para mantener medicamentos y una oficina desde la cual coordinar las operaciones de ayuda.

Por esta nueva base del PMA, que lleva operativa tres meses y que ya ha realizado dos operaciones al Sahel, se calcula que pasarán 75.000 toneladas de ayuda humanitaria al año.

Desde Las Palmas de Gran Canaria, el PMA podrá operar en materia de ayuda alimentaria -con el tránsito y acondicionamiento de productos provenientes de donaciones en especie o de compras internacionales- y en la ayuda de emergencia con material no alimentario: logística de emergencia, materia médico, higiénico y de cobijo, en caso de emergencias sobrevenidas.

Distintos países europeos -entre ellos Holanda, Noruega y Suiza- y varias organizaciones no gubernamentales -como Cruz Roja o Médicos sin Fronteras- ya se han interesado por este centro de Gran Canaria para almacenar allí su ayuda alimentaria.

El Programa Mundial de Alimentos gestiona la Red de Depósitos de Respuesta Humanitaria de las Naciones Unidas (Unhrd) que, tras la firma del acuerdo de hoy, integra oficialmente la base de Las Palmas de Gran Canaria.

La red está formada por otras cinco plataformas logísticas a lo largo del mundo, todas ellas situadas en puntos estratégicos que permiten una respuesta inmediata a cualquier crisis: Dubái, Accra (Ghana), Brindisi (Italia), Subang (Malasia) y Panamá.