Un estudio del servicio de urología del CHUVI sobre el cáncer de vejiga recibe dos becas de investigación.

  • La investigación pretende valorar la asociación del gen HER2 con una mayor recurrencia y progresión del cáncer de vejiga
  • Se trata de un trabajo multidisciplinar en el que participan urólogos y patólogos del Complejo vigués
Equipo que recibió las becas

Equipo que recibió las becas

 

Un estudio del Servicio de Urología del CHUVI sobre el cáncer de vejiga, en el que participan tanto urólogos como patólogos del Complejo Hospitalario Universitario vigués, acaba de recibir dos becas de investigación de las sociedades Gallega y Española de esta Especialidad.

Dicho estudio -que cuenta con la autorización del Comité de Ética de la Investigación de Pontevedra-Vigo-Ourense- se presentó la dos convocatorias competitivas de ayudas a la investigación clínica: una de ámbito autonómico, de la Sociedad Gallega de Urología, y otra de ámbito nacional, de la Asociación Española de Urología, siendo premiado en ambas dos. El grupo investigador muestra su agradecimiento a la unidad de ayuda a la investigación del CHUVI, por su apoyo fundamental en este proyecto de investigación

Segundo destaca a uróloga Elena Lopez Díez, investigadora principal, “este proyecto pretende valorar la asociación del gen HER2 con una mayor recurrencia y progresión del cáncer de vejiga, con la posibilidad de distinguir aquellos pacientes con tumor vesical no músculo-invasor que requieren una terapia más agresiva de inicio, o que podrían beneficiarse de terapias antiHER2”.

Para eso, se formuló en el Complejo Hospitalario Universitario vigués un trabajo multidisciplinar en el que participan urólogos y patólogos de este centro, que analizan de forma retrospectiva casos de pacientes diagnosticados y tratados con cáncer de vejiga de alto grado, mediante lo estudio de las muestras tumorales almacenadas en el Biobanco del CHUVI.

La sobreexpresión del receptor HER2 también está presente aproximadamente entre un 20 y un 30% de los cáncer de mama y se asocia la una enfermedad más agresiva, mayor índice de recurrencia y merma de la supervivencia.

En esta línea, se desarrolló el objetivo de conocer la utilidad de dicho marcador en cánceres de vejiga como indicador pronóstico, con algún trabajo previo con resultados variables.

La mayoría de estudios reportados se hicieron en tumores musculo-invasores, existiendo pocas revisiones sobre la sobreexpresión de este marcador en los tumores no musculo-invasores.

Tumor maligno más frecuente en el tracto urinario
El cáncer de vejiga es el tumor maligno más frecuente en el tracto urinario y el noveno cáncer más común a nivel mundial. Un 90% de este tipo de cánceres vesicales son de origen urotelial, presentando en ocasiones variantes que empeoran su pronóstico.

En su presentación inicial, el 75% de los pacientes comienzan con la enfermedad confinada en la mucosa o submucosa (estadio T1). Este grupo de tumores son agrupados como tumores no músculo-invasores, siendo relevantes tanto por su prevalencia como por su repercusión sobre el pronóstico para los pacientes y por el coste económico para el sistema sanitario público.