• Díaz Mouteira destaca el compromiso de la Xunta con las familias gallegas y con la mejora de la conciliación colaborando con todas las entidades dedicadas a la infancia
  • La delegada territorial de la Xunta en Ourense visitó la escuela infantil María Ana de Celanova, una de las beneficiarias de las ayudas para el mantenimiento de centros dependientes de entidades de iniciativa social
  • El número de plazas públicas en las escuelas infantiles de este tipo incrementara un 5% en el próximo curso

 

 

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, acompañada de la jefa territorial de la Consellería de Política Social, María José Fernández Laso, visitó esta mañana en el ayuntamiento ourensano de Celanova la escuela infantil María Ana, dependiente de Sagrado Corazón, uno de los centros beneficiarios en la provincia al amparo de las ayudas para el mantenimiento de escuelas de atención a la primera infancia (0-3 años) dependientes de entidades de iniciativa social.

Díaz Mouteira destacó hoy el buen trabajo” que se está llevando a cabo desde las instituciones sociales que, con su esfuerzo y compromiso, están ayudando a dar respuesta a las necesidades de las familias gallegas en el campo de la conciliación, en el marco del objetivo prioritario de la Xunta de Galicia de consolidar la oferta existente y de ofrecer un servicio que permita a los padres y madres compaginar sus deberes profesionales y familiares. En este sentido, recordó la importancia de la colaboración público-privada para garantizar los servicios a la totalidad de la ciudadanía gallega. La representante del ejecutivo gallego puso en valor a colaboración de todos: gallegas y gallegos, Administración local y todas las instituciones que ayudan a seguir creando futuro.

Esta escuela infantil, que recibió una aportación de 41.000 euros, oferta 30 plazas y cuenta con dos aulas.

 

La delegada territorial recordó que en el mes de mayo se publicó la orden de ayudas para escuelas de iniciativa social, que cuenta este año con un presupuesto de 3,4 millones de euros, esto es, un 10% más que el año pasado. Esta financiación lleva a poner a disposición de las familias gallegas 2.849 plazas públicas distribuidas en 49 escuelas de iniciativa social de toda Galicia, que complementan las plazas que ofrecen los centros de titularidad de la Xunta de Galicia y las demás escuelas infantiles con plazas públicas.

Díaz Mouteira hizo hincapié en el esfuerzo de la Xunta de Galicia para que cada día haya más recursos de conciliación para las familias gallegas. Por eso, además de poner en valor esta orden que viene de publicarse, también resaltó otras medidas puestas en marcha para conseguir este objetivo: la Tarxeta Benvida, el Bono Coidado o el Bono Concilia. En esta línea, destacó que al final de esta legislatura estarán en marcha 76 Casas Niño en el rural gallego para acercar una atención de calidad a todos el ayuntamientos de la comunidad.

La representante del Ejecutivo gallego indicó que ayer la Consellería de Política Social publicó hoy en su página web a adjudicación de las plazas concertadas en escuelas infantiles para el curso 2019-2020. A través de este procedimiento, la Xunta pone a disposición de las familias 492 plazas para niñas y niños de 0 a 3 años, que amplían y complementan la red de recursos públicos de atención a la infancia. En la provincia de Ourense son 3 los centros que ofertan estas plazas concertadas.

Marisol Díaz recordó que la comunidad gallega cuenta ya con más de 25.000 plazas públicas de atención a la infancia de 0-3 años, lo que eleva la ratio de cobertura al 44%, 11 puntos por encima de la mínima aconsejada por la Unión Europea. “Podemos decir que hoy las familias gallegas tienen más oportunidades para conciliar que nunca”, apuntó la delegada territorial.