• El Ayuntamiento de Monforte, con Eduardo Iglesias ante su reto del Dakar

José Tomé Roca, Alcalde de Monforte, transmitió ayer al piloto monfortino, en nombre de todos los vecinos de la ciudad, su ánimo y apoyo ante su inminente participación en el Dakar 2020, en un acto en el Centro del Vino, que se llenó de familiares, amigos y autoridades con gran expectación mediática.

 

En la jornada de ayer, el Centro del Vino de Monforte acogió la presentación oficial del reto al que se enfrenta el piloto de motos, el monfortino Eduardo Iglesias, que en enero de 2020 participará en el rally Dakar, siendo así el primero piloto monfortino en hacerlo.

En la presentación, en la que estuvo acompañado por el alcalde de la ciudad y presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé Roca, no faltaron vecinos, amigos, familiares, medios de comunicación y autoridades que acudieron para arroparlo y darle aliento ante este importante reto, que transcurrirá por los desiertos de Arabia Saudí.

 

El regidor municipal, además de manifestarle todo el apoyo de la ciudadanía, destacó el apoyo económico que tanto desde el Ayuntamiento como de la Diputación se le proporcionó al piloto monfortino, fundamental, en palabras del propio Eduardo Iglesias, para “decidirme a dar el paso y apuntarme a un rally en el que desde niño soñé siempre con participar”. De este modo, Iglesias agradeció en varias ocasiones tanto el apoyo institucional, como de los patrocinadores privados con los que cuenta su proyecto, así como el apoyo, fundamental, de familiares y amigos. 70.000 euros es el presupuesto final destinado a culminar este reto.

El Alcalde le manifestó su orgullo “por representar por primera vez a Monforte y a la Ribeira Sacra en un evento deportivo que genera un enorme seguimiento y una repercusión mundial”.

 

El reto del rally más famoso del mundo

Después de muchas gestiones administrativas y de requerimientos técnicos sobre la moto que finalmente llevará al Dakar, el piloto monfortino ya está inscrito para esta exigente prueba, cuya próxima edición se celebrará en Arabia Saudí del 5 a 18 de enero de 2020.

Iglesias destacó que correrá con el único equipo gallego que finalmente se inscribió en la prueba, el “ Galimplant”, en el que además de con la moto de Iglesias, también participará con un boogie conducido por Pedro Burgo y Vallejo.

“Llevo dos años de preparación, pero el Dakar es una prueba a la que nunca se va al cien por cien. Estar en la salida es un gran éxito, el siguiente paso será finalizar, con eso me conformo. Y el año que ven ya se verá”, indicó el piloto.

A la cita Eduardo Iglesias acude después de entrenarse intensamente en las arenas de Marruecos, participando en abril en la “ Morocco Desert Challenge” y volviendo a entrenarse en noviembre. De este modo, tiene ultimada la que será su moto en el Dakar, una KTM 450 rally de 400 CC con la que recorrerá un circuito de 8.000 kilómetros dividido en 12 etapas (la prueba se divide en dos partes de seis etapas cada una separadas por un día de descanso), y que tendrá lugar en el desierto saudí del 5 a 18 de enero de 2020.

Iglesias correrá con el dorsal 154, “lo cual espero que me dé mucha suerte, porque el 4 es un número que uso mucho y el 54 fueron los dos últimos números en los que finalizó el Gordo de la Lotería del Niño que tocó en Monforte en 2016”.