Coordinación en la lucha contra el fuego en Ourense

  • Entre Xunta, Estado y administración local 
  • Ayer, en la Delegación Territorial de la Xunta en Ourense se reunió la comisión provincial de coordinación policial de lucha contra los incendios forestales para la campaña de verano de 2021
  • El objetivo de esta reunión, que se celebra todos los años al inicio de la campaña, es el diseño de actuaciones conjuntas entre Xunta, Gobierno central y Administración local en materia de prevención y lucha contra los fuegos forestales
  • El delegado territorial también se refirió al Estudio Técnico para la identificación y delimitación de unidades territoriales de acuerdo con la metodología de la aplicación del índice de peligro de incendios en la provincia de Ourense, para lo cual se analizó, en cuadrículas de 500 metros de lado, la distribución del índice de peligro de incendios forestales nos últimos 10 años

 

El delegado territorial de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén, participó ayer en la constitución de la Comisión Provincial de Coordinación Policial de Lucha contra los Incendios Forestales para la campaña de este año 2021 que estará operativa desde lo 1 de julio hasta el próximo 30 de septiembre, período establecido como época de alto riesgo de incendios forestales. El objetivo de esta reunión es el diseño de actuaciones conjuntas para prevenir los fuegos y luchar contra la actividad delictiva incendiaria

En la reunión también participaron miembros de la Jefatura Territorial de Medio Rural, representantes de la Subdelegación del Gobierno, de la Diputación Provincial, de la FEGAMP, y responsables de la Policía Autonómica y Nacional y de la Guardia Civil.

En el transcurso de la reunión se presentaron los distintos medios con los que se contará para luchar contra el fuego durante la presente campaña, así como la competencia que tendrá cada uno de ellos a través del Plan de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia, Pladiga 2021. Además se evaluaron los planes operativos en la provincia y se coincidió en llevar a cabo una actuación que cubra todas las frentes necesarias: detección, disuasión, investigación y extinción.

El delegado territorial hizo hincapié en la importancia de la coordinación en esta materia y subrayó que la Jefatura territorial de la Consellería de Medio Rural celebra comités policiales cada tres semanas para el seguimiento de las acciones conjuntas en materia de prevención y lucha contra los fuegos.

El representante del Gobierno gallego también se refirió a la creación de una Unidad de investigación de incendios forestales (UIFO), que estará formada por 15 miembros de la Escala de Agentes Ambientales y que dependerá del director general de Defensa del Monte. Será una unidad desvinculada de las labores de extinción, por lo que podrá centrarse específicamente en la investigación.

Asimismo, el delegado territorial también se refirió al Estudio Técnico para la identificación y delimitación de unidades territoriales de acuerdo con la metodología de la aplicación del índice de peligro de incendios en la provincia de Ourense, para lo cual se analizó, en cuadrículas de 500 metros de lado, la distribución del índice de peligro de incendios forestales nos últimos 10 años. Este índice de peligro integra, a su vez, los índices de frecuencia, de gravedad y de causalidad, de acuerdo con la metodología del Plan especial de protección civil ante emergencias por incendios forestales en la comunidad autónoma de Galicia (Peifoga) 2015.

Gabriel Alén y los representantes de las otras administraciones subrayaron la importancia de mantener la coordinación entre las distintas administraciones en las actuaciones que se llevarán a cabo en esta materia con el fin de conseguir un cambio de comportamiento social para reducir los daños medioambientales producidos por los fuegos forestales. Además, apelaron a la responsabilidad de los ciudadanos para que extremen las precauciones y denuncien cualquier actividad delictiva incendiaria de la que tengan conocimiento.


Pladiga 2021


Gabriel Alén explicó que la Consellería de Medio Rural blinda en los aspectos esenciales el dispositivo de lucha contra incendios. El delegado territorial indicó que el dispositivo de lucha contra incendios previsto este año en la provincia ourensana es similar, en líneas generales, al del pasado ejercicio en cuanto a número de efectivos. Así, este dispositivo estará formado por las brigadas autonómicas y municipales, los parques de bomberos, los grupos de urgencia supramunicipal (GES). La estos medios hay que añadir la Unidad Militar de Urgencias (UME), los miembros de la Guardia Civil del Seprona, la Policía Autonómica y Nacional, y miembros de los equipos de investigación, “siempre bajo el mando único de la Xunta de Galicia”, sentenció.

La provincia de Ourense, cuenta con 1.736 efectivos, de los cuales 890 soy personal de medios propios de la Consellería de Medio Rural, 59 del Estado y 787 de Ayuntamientos, Parques Comarcales y Municipales. En cuanto a los medios materiales Aéreos (Aviones de carga en tierra, Helicópteros de tipo medio y ligero), Ourense dispone de 12 efectivos, 8 de la Xunta y 4 del Estado; y de medios terrestres (Motobombas, maquinaria pesada, cisterna) la provincia cuenta con 101 efectivos, 52 de la Xunta y 49 de Ayuntamientos, Parques Comarcales y Municipales.

Las principales novedades de este Plan para 2021 tienen que ver con la ampliación a 3 años de la duración del convenio entre Medio Rural y las entidades locales para su participación en la prevención y defensa contra los fuegos y por la creación y regulación de la figura de las agrupaciones de defensa contra incendios forestales. Se trata de promover las organizaciones de voluntarios y las asociaciones relacionadas con el medio rural y el medio forestal y su implicación en la defensa contra los incendios.

En el Pladiga 2021 se mantiene el operativo humano de prevención y extinción, compuesto por unos 5.700 efectivos de la Xunta en la temporada de alto riesgo de fuegos, reforzados por personal del Ministerio del Interior, del Ejército y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado hasta completar un dispositivo de más de 7.000 efectivos. Además, se contará con medios aéreos y motobombas de la Xunta, de los ayuntamientos y de los parques de bomberos, a los que se añaden cisternas, palas y otros vehículos.