herenciaAunque recientemente la UE ha indicado que el Impuesto de Sucesiones en España no tiene cabida en la normativa europea, de ahí, a que se deje de aplicar, falta un largo trecho. Por ese motivo siempre es bueno saber cómo ahorrar y pagar menos impuestos el recibir una herencia.

Por lo tanto este artículo pronto puede sufrir cambios dado que la reforma de este impuesto es solicitada por muchos miembros en la sociedad hoy en día.

Un tema escabroso del que no nos gusta mucho hablar, porque en ocasiones supone que se une a la pérdida de un ser querido, salvo que tenga un pariente lejano en el extranjero que te ha dejado una fortuna, es el tema de las herencias.

Pero una herencia en ocasiones puede suponerte una desgracia en vez de una alegría en términos económicos hablo, con lo cual, entre impuestos a pagar, gastos de mantener los bienes que se heredan y demás, es conveniente que tengas claro algunas cosillas a la hora de recibir una herencia.

A todo esto se le une el hecho de que cada comunidad  ‘hace de un capa un sayo’ y se regula por normativas diferentes, con lo cual, el primer consejo que te doy es que, si te ves metido en tema de herencias, consigue la legislación que rige en tu comunidad autónoma y no busques comparaciones en otras. Y es que en cada legislación, según cómo se repartan los bienes del fallecido, tú como heredero podrás reducir los impuestos significativamente.

Lo mejor que puede pasar en caso de que te veas en n reparto de una herencia es que haya testamento de por medio, pero no siempre ocurre esto, con lo cual o un testamento previo, o dividir el patrimonio en lotes y crear empresas familiares son algunos de los consejos que se le pueden dar a alguien para evitar que a la hora del reparto de la masa hereditaria te toquen pagar muchos impuestos.

Si te encuentras ante una herencia sin testamento, hazte a la idea de que la herencia se repartirá por igual entre los diferentes herederos que seáis y entre vosotros os deberéis de poner de acuerdo cómo os la adjudicáis o poneros de acuerdo para vender.

Claro está que te estoy hablando de herencias de elevado importe ya que en la mayoría de las comunidades autónomas no se paga el impuesto de sucesiones entre padres e hijos, pero si hay bienes inmuebles, sí que tendrás que abonarse la plusvalía municipal, tributo local similar al que se paga cuando vendes un inmueble y el ayuntamiento de turno quiere que pagues por el incremento de valor generado desde el día que lo compraste hasta el que lo vendes, en este caso, hasta el día que lo heredas.

¿Cómo ahorrarte un dinerillo en este caso?

Si no eres un heredero que estés exento de pagar el impuesto de sucesiones lo mejor que puedes hacer para ahorrarte un dinero es dividir cuanto más mejor la herencia, ya que eso hará que los importes queden por debajo de los mínimos que te hagan pagar impuestos.

Si por lo contrario sabes que vas a recibir una herencia de elevado importe, lo mejor es que llegues a un acuerdo con la persona de la que vas a heredar para establecer un plan de donaciones en vida periódico, siguiendo un plan que hará que te evites el pago de impuestos. En ese sentido ten en cuenta que entre las donaciones en vida debe de mediar un plazo de 3 años. De esta forma tú y los demás herederos, iréis recibiendo poco a poco la herencia sin pagar por ello.

En una ocasión me encontré con un padre y dos hijos que vivían en Francia aunque eran españoles y de ellos aprendí otra forma de ahorrarse impuestos cuando el padre falleciese y que en España también se puede hacer, y es la de crear una empresa familiar.

Si vas a heredar unos pisos que en estos momentos están alquilados, te verás en una situación complicada ya que, si son muchos o la cuantía total a heredar es elevada, deberás de venderlos para poder hacer frente al pago de impuestos, con lo cual tendrás un conflicto serio con los inquilinos. En ese caso lo mejor es crear una sociedad familiar en la que estéis padre/s e hijo/s,  y que se dedique al arrendamiento de inmuebles. Cuando toque declarar la herencia, realmente no recibes determinados inmuebles con un valor, sino que lo que recibes son acciones de una empresa (en este caso familiar), y esto está sujeto a exención del pago de impuestos, mejor dicho, a bonificación, y te adelanto que es del 95%, con lo cual el ahorro en el pago de impuestos entre heredar 4 o 5 pisos a heredar unas acciones de una empresa que tiene en propiedad 4 o 5 pisos que alquila, es considerable.

Hasta aquí lo que deberías de hacer si tú eres quien hereda y quieres ponerte de acuerdo con quien es el que te legará la herencia. ¿Y si eres tú el que vas a dejar la herencia y quieres que se ahorren impuestos tus herederos?

Pues parte de lo dicho antes te viene que ni al pelo:

  • Deja la herencia a tus familiares más cercanos ya que, en la mayor parte de las comunidades como ya dijimos antes, tienen exenciones importantes en la cuantía que hereden. Cónyuges, después a los hijos, los nietos, parientes colaterales… Cuanto más lejano sea el pariente, menos exenciones tendrá.
  • Reparte tu herencia entre el mayor número de heredero posible. Antes te lo dije, mejor mientras más dividas. Y es que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones es progresivo, o sea, cuanto más recibes, más pagas. Divide todo en el testamento entre más herederos mejor. Por ejemplo, en vez de darlo todo a tu cónyuge y en su defecto a tus hijos, mejor divide la herencia entre todos a partes iguales, y limitar la disponibilidad de los bienes. Todos podrán usar lo que tú digas y quieras y al ser menor el importe que heredan ahorrarán pagar impuestos.
  • Haz donaciones en vida: Para eso investiga cómo se tributará por ello en la declaración del IRPF de los herederos.
  • En el testamente deja bien claro que bien es para quien. Lo normal es que la vivienda se la dejes al cónyuge ya que es quien más exención tendrá en ese caso. Si es dinero en efectivo, lo mejor es que se lo dejes a hijos menores o algún familiar que tengas con alguna discapacidad porque son quienes más exenciones tendrán.

 

En definitiva, ya véis que para recibir una herencia o para dejar tu patrimonio a los tuyos, ni morir tranquilo puedes, debes dejar todo bien atado si lo que quieres es que tus herederos no se vean obligados a pagar demasiados impuestos.