IMG_2549

  • Comienzan las obras para la urbanización de la Plaza y calle Alvaro Cunqueiro
  • Tras largas gestiones realizadas con Abanca, que se compromete a terminar el edificio, la plaza será urbanizada en los próximos meses

Una empresa especializada inició esta mañana los trabajos de impermeabilización de la plaza situada entre la calle Alvaro Cunqueiro y la plaza de la Iglesia, una vez ultimadas las largas negociaciones desarrolladas entre el Ayuntamiento de O Barco y la entidad Abanca, que ha asumido la propiedad del edificio situado en este lugar, y cuya construcción quedó paralizada hace años a raíz de los problemas económicos sufridos por la promotora.

En la última reunión, los representantes de Abanca mostraron su voluntad de terminar el edificio –sería el primero el Galicia, de todos los paralizados en su día y que entraron a formar parte de la cartera inmobiliaria de Abanca, cuya construcción se reinicia-, así como a asumir la impermeabilización de la plaza y de los sótanos del inmueble. Una vez terminados los trabajos de impermeabilización, y tras recibir el correspondiente certificado de solidez que deberá emitirse a continuación, el Ayuntamiento ejecutará el aval retenido en su día a la empresa constructora (de algo más de 72.000 euros), para proceder a la urbanización del espacio, que quedará para uso público, de acuerdo con el proyecto elaborado en su día. El edificio, según la entidad de crédito, quedará terminado durante el próximo año.

El inicio de los trabajos supone la culminación de una negociación de varios años, durante los que fue necesario superar innumerables obstáculos, derivados del conflicto judicial surgido a raíz de la paralización de la obra por los problemas económicos de la promotora, hasta llegar a la conformidad mostrada por Abanca de hacerse cargo de la obra. Las negociaciones se han desarrollado con discreción, y respetando los plazos y las decisiones judiciales, para poder llegar a esta solución, que es la que siempre persiguió el equipo de gobierno de O Barco porque es la que resulta mejor para los intereses de los vecinos.

Declaraciones del alcalde Alfredo García al respecto:

“Frente a la demagogia mostrada por el PP en este tema, en el que el partido de la oposición siempre mostró una postura intransigente, con escaso respeto a la justicia y a los derechos de todas las partes implicadas, el equipo de gobierno ha preferido trabajar de forma callada y responsable, como en todas las cuestiones municipales, para lograr, finalmente, una solución que es la que más beneficia a los ciudadanos de O Barco”, dice el alcalde. “Ha sido una negociación muy larga, complicada y laboriosa, pero se ha logrado lo que se siempre se ha perseguido: que la plaza se ejecute con todas las garantías exigibles, que el edificio también se termine y que el espacio público pueda ser disfrutado por todos los vecinos”, concluye el regidor.