• Por el sumiller José Luis del Campo

 

Hoy os acerco la cata de este vino, Catro Parroquias Treixadura 2018, un vino elaborado en la D.O. Ribeiro por la bodega Bodegas Loeda S.L..

Me he decidido por este vino en concreto porque es uno que refleja muy bien lo que aporta la uva Treixadura a los vinos jóvenes, sin crianza de ningún tipo ni de paso por barricas.

Un vino además con una RCP espectacular ya que podéis encontrarlo sobre los 36 euros el pack de 6 y sobre 7,5 en compra individual. Sin duda os hará disfrutar en su cata si buscáis vinos frescos, varietales y con esa acidez tan característica de los vinos del Ribeiro. En vista nos encontramos con un vino que nos deja un color amarillo, con toques dorados muy tenues, de intensidad media muy suave, pero que destaca por su limpieza y brillantez.

Una capa media en copa parada que anticipa reflejos verdosos en el movimiento en copa.

En nariz es inconfundible la Treixadura, con sus aromas a fruta, a frescura, toque interesantes herbáceos y unos apuntes florales. La mineralidad está muy presente pero todo el conjunto está muy bien equilibrado, eso sí, con una acidez al final de la nariz muy del terruño del Ribeiro.

La boca es excelente, entrada fresca, paso medio con un volumen que llena muy bien la boca y con un final bastante largo pero sin que resulte pesado, lo que ayuda a que queramos tomar otra copa enseguida.

 

Sin duda un vino de muy fácil beber que refleja la frescura de los vinos sin crianza de esta zona gallega

 

Se me antoja ideal para el ‘copeteo’ aunque creo que no sería mala compañía para unos cuantos maridajes que se me pasan por la cabeza.