• Por el sumiller José Luis del Campo

Os acerco hay la cata de uno de los vinos imprescindibles dentro de la comarca de Valdeorras si hablamos de Godellos. Se trata de este Joaquín Rebolledo 2018 que ya lleva unos meses en el mercado lo cual le ha permitido el afinarse en botella de una forma excelente.

 

Elaborado por bodegas Joaquín Rebolledo, es un monovarietal Godello sin crianza que refleja a la perfección lo que se espera de un vino joven de esta uva: frescura, fruta y acidez con un buen volumen en boca.

Un color amarillo pálido tirando a dorado en copa parada nos anticipa su brillantez que, al moverse en copa, nos deja reflejos entre verdosos y pálidos, indicativos de su juventud.

Acercarlo a la nariz nos trae aromas a frutas, blanca, de hueso, incluso toques tropicales. Tras mover la copa volvemos a olerlo y predominan aromas tropicales, piña, con toques a hinojo de fondo y un toque herbáceo. Todo el conjunto muy bien equilibrado.

En boca es muy fresco ya de entrada, algo que se comprueba también en el paso por el paladar. Volumen medio y un toque interesante de untuosidad. Acidez de la fruta muy controlada lo que le ayuda a dejar una buena persistencia en boca.

Un vino ideal para el consumo en copa y para maridar.

Maridaje: Cualquier plato con pescado que no sea graso, arroces, mariscos ligeros.