• Medio Ambiente invertirá casi 175.000 euros en mejorar y crear nuevas infraestructuras urbanas en cuatro municipios ourensanos
  • La conselleira Ángeles Vázquez firmó ayer cuatro convenios de colaboración con los ayuntamientos de Vilariño de Conso, Taboadela, Riós y A Gudiña para cofinanciar entre la Xunta y estas entidades locales varias actuaciones urbanísticas
  • Las intervenciones comprometidas se enmarcan en el llamado Plan Hurbe, un programa que en el período 2010-2018 le permitió a la Xunta colaborar con 125 ayuntamientos gallegos en la ejecución de un total de 200 proyectos de humanización

Instantánea de la firma con el alcalde de A Gudiña

 

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda colaborará con los ayuntamientos ourensanos de Vilariño de Conso, Taboadela, Riós y A Gudiña en la ejecución de varias actuaciones de humanización de calles y espacios públicos en el marco del llamado Plan Hurbe. Así lo comprometió ayer la titular de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, con la firma de cuatro convenios de colaboración con los regidores de estos municipios y en virtud de los cuales la Xunta invertirá en total 172.862,3 euros –el 70% del coste total de las obras- mientras que el 30% restante correrá a cargo de los respectivos ayuntamientos.

Concretamente, en el caso del Ayuntamiento de Vilariño de Conso el proyecto tiene por objetivo habilitar una pequeña plaza pavimentada, próxima a la carretera que sirve de acceso principal a Castiñeira, un pequeño núcleo de población que necesita de un espacio público para mejorar la calidad de vida y propiciar un lugar de encuentro para sus vecinos. Esta nueva plaza se unirá al camino de entrada aplicando un mismo tratamiento de pavimentación a base de hormigón impreso, de tal manera que se cree un único espacio diáfano para uso y disfrute público y con las condiciones necesarias para poder celebrar fiestas populares.

Asimismo, tal y como se recoge en la memoria de la actuación, gracias a esta intervención en la zona de Castiñeira se favorecerá la circulación rodada dentro de la localidad al habilitar un nuevo espacio más amplio y sin obstáculos para que los camiones de abastecimiento, los del servicio de recogida de la basura o incluso los autobuses de transporte colectivo puedan maniobrar con facilidad y comodidad. En total, el coste estimado de esta actuación asciende a 95.812,91 euros, y según figura en el convenio, la Consellería de Medio Ambiente aportará 67.069,04 euros y el Ayuntamiento de Vilariño de Conso los 28.743,87 euros restantes.

Por lo que respecta a las obras comprometidas en Riós, la actuación consistirá en el acondicionamiento de espacios públicos en el lugar de A Veiga do Seixo, que atraviesa el río Mente y actúa como frontera natural entre Galicia y Portugal por lo que se trata de una zona por la que circulan frecuentemente numerosas personas procedentes del país vecino.

Con el fin de humanizar y dinamizar esta zona, la intención del ayuntamiento consiste en acometer la pavimentación de una calle y de una plaza con suelo de piedra granítica y pavimento continuo de hormigón impreso para uso peatonal. Asimismo, la actuación también incluye intervenir sobre el mobiliario urbano de la plaza, con la colocación de cuatro bancos de madera y papeleras basculantes, y en la iluminación, a través de la colocación de luminarias a tres metros de altura. El importe estimado de esta intervención es de 50.471,75 euros, con una aportación comprometida de la Xunta de 35.330,23 euros, y por parte del ayuntamiento de 15.141,52 euros.

En cuanto a los otros dos proyectos, en el caso del convenio entre la Consellería y el Ayuntamiento de Taboadela se acometerá la renovación de 18 cuadros eléctricos con el fin de mejorar el alumbrado público del municipio con un coste estimado de 61.236,25 euros –de los cuales 42.865,38 serán aportados por la Xunta y 18.370,87 por la entidad local-; y en el caso de A Gudiña, los trabajos previstos consistirán en la regeneración del firme en el núcleo de San Lourenzo, unas obras para las que se movilizarán 39.425,22 euros: 27.597,65 euros con fondos de la Consellería y 11.827,57 euros con financiación municipal.

Una vez contratadas todas las obras, el plazo de ejecución previsto es de dos meses, salvo en el caso de la actuación programada en el Ayuntamiento de Vilariño de Conso, con una duración estimada de los trabajos de tres meses. De este modo, el objetivo es que las cuatro actuaciones estén finalizadas y ya en servicio antes del próximo verano.

Actuaciones en el 40% de los ayuntamientos gallegos

Las cuatro actuaciones comprometidas esta mañana en Ourense, se enmarcan dentro de los objetivos del llamado Plan Hurbe, un programa puesto en marcha por el Gobierno gallego en el año 2010 para apoyar a las entidades locales a la hora de llevar a cabo proyectos y obras que contribuyan a crear, mejorar o humanizar espacios de uso público y común.

De hecho, gracias a este programa son ya 200 las intervenciones ejecutadas en un total de 125 ayuntamientos, lo que significa que en el período 2010-2018 la Xunta actuó casi en el 40% de los municipios de Galicia.