• Publicada la resolución de las ayudas para la creación de otras 15 Casas Nido en el rural
  • El Diario Oficial de Galicia (DOG) recoge las solicitudes beneficiadas de esta nueva convocatoria de aportaciones, la cuarta desde la implantación del programa en 2016
  • Cuatro ayuntamientos de la provincia de A Coruña contarán con este recurso (Cerdido, As Somozas, Toques y Vilasantar); otros cuatro de la de Lugo (Baleira, Navia de Suarna, Ribas de Sil y Samos); seis en Ourense (Vilar de Barrio, Punxín, Rairiz de Veiga, Petín, Larouco y Montederramo) y otro en Pontevedra (Pazos de Borbén)

 

La Xunta de Galicia viene de publicar en el Diario Oficial de Galicia (DOG) la resolución de las ayudas para la creación de 15 nuevas Casa Nido en el rural. Esta es la cuarta línea de subvenciones lanzada por el Gobierno gallego desde que se implantó este programa en el año 2016 y que permitió poner ya en funcionamiento 60 recursos de conciliación de este tipo en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Las personas beneficiarias dispondrán de un plazo de dos meses contados a partir de la publicación de esta resolución en el DOG para aportar toda la documentación requerida en caso de que no haberlo hecho con la solicitud, así como para acreditar el acondicionamiento del inmueble. Este plazo será de tres meses en el caso de las cooperativas de trabajo asociado en proceso de constitución.

En concreto, las personas beneficiadas con estas ayudas proyectan la apertura de Casas Nido en cuatro ayuntamientos de la provincia de A Coruña (Cerdido, As Somozas, Toques y Vilasantar); otras cuatro en municipios de la provincia de Lugo (Baleira, Navia de Suarna, Ribas de Sil y Samos); seis en localidades pertenecientes a provincia ourensana (Vilar de Barrio, Punxín, Rairiz de Veiga, Petín, Larouco y Montederramo); y una en la provincia de Pontevedra (Pazos de Borbén).

Las Casas Nido son pequeñas escuelas infantiles que atienden cada una de ellas a un máximo de cinco niñas y niños de 0 a 3 años. Son totalmente gratuitas para las familias. El objetivo de la Xunta es que todos los ayuntamientos tengan la posibilidad de tener un recurso de conciliación al final de la legislatura.