• Fabiola García ensalza las Casas del Mayor por garantizar una atención profesional y facilitar la conciliación en el rural
  • Ratifica la apuesta de la Xunta por desarrollar recursos de proximidad que permitan a los gallegos de más edad ser atendidos en su entorno
  • El Gobierno gallego invierte más de 1 millón de euros en la creación de estos recursos

 

La conselleira de Política Social, Fabiola García, ensalzó la entrada en funcionamiento de las nuevas Casas del Mayor que garantizan una atención profesional y también la conciliación en el rural. Lo hizo ayer en la visita al primer equipamiento de este tipo que se puso en marcha en Galicia y que está emplazado en el ayuntamiento pontevedrés de Pazos de Borbén.

Fabiola García ratificó la apuesta de la Xunta de Galicia por desarrollar recursos de proximidad que permiten a los gallegos de más edad ser atendidos en su entorno, tal y como hace este servicio, a la par que ofrece más facilidades de conciliación a las familias que cuidan de sus mayores.

Hace falta recordar que las Casas del Mayor siguen la filosofía de las Casas Nido, pero adaptadas a las personas de más 60 años que se encuentran en situación de dependencia moderada o severa (grados I e II). Estos centros, emplazados en ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes, están abiertas un máximo de 8 horas cada día, con flexibilidad horaria y con todas las garantías de seguridad y calidad exigibles.

En el caso concreto de la Casa del Mayor de Pazos de Borbén, llamada A Lavandeira, comenzó la actividad este mes de mayo y ya atiende a tres personas. En este sentido, la conselleira exaltó la iniciativa de personas como Selene Domínguez, promotora de este equipamiento, por poner su profesionalidad al servicio de los demás y colaborar en el objetivo de la Administración autonómica de seguir avanzando hacia un rural dinámico, activo y que cuide de los suyos.

En total, la Xunta destina este año a la creación de una treintena de estos recursos más de 1 millón de euros, de los cuales, 400.000 euros son para apoyar las inversiones necesarias para adecuar las casas y los 600.000 euros restantes permiten el desarrollo de su actividad. El Ejecutivo autonómico trabaja en una nueva convocatoria de ayudas para que Galicia cuente con 60 Casas del Mayor antes de que finalice la legislatura.