• La Xunta facilita la conciliación de las familias del rural de la provincia de Ourense con la puesta en servicio de 38 Casas Niño
  • La Consellería de Política Social acaba de resolver una nueva convocatoria de ayudas para la creación de 15 recursos de este tipo, de los que seis se asentarán en otros tantos ayuntamientos ourensanos sumándose a los 32 existentes
    • Petín y Larouco serán los siguientes municipios en Valdeorras en contar con este servicio
  • El Gobierno gallego anunció que hará una convocatoria extraordinaria para extender este servicio al 100% de los municipios
  • La delegada territorial, Marisol Díaz Mouteira, visitó el centro de A Veiga, uno de los primeros que funcionan al amparo de esta orden

 

La delegada territorial de la Xunta en Galicia, Marisol Díaz Mouteira, visitó la Casa Niño del municipio ourensano de A Veiga, y destacó la importancia de estos servicios tanto para el cuidado de los niños y niñas de 0 a 3 años que viven en entornos rurales como para facilitar la conciliación de la vida laboral, familiar y social de los padres y madres. Por ello, el Gobierno gallego seguirá impulsando la creación de casas nido para crear una red más amplia de recursos de conciliación en el rural.

En este sentido Marisol Díaz recordó el anuncio de que la Consellería de Política Social hará el año que viene una convocatoria extraordinaria de ayudas para extender este servicio al 100% de los municipios. Con este objetivo, indicó la delegada territorial, los presupuestos de 2020 incluyen una partida de 620.000 euros que permitirá abrir casas nido en localidades que no tienen ni escuela infantil ni punto de atención a la infancia.

El centro ‘Meniñeiros‘ de A Veiga atiende a un total de 4 niños y niñas y es una de las 32 casas niño que están funcionando en la provincia de Ourense. Concretamente se creó al amparo de la primera convocatoria de ayudas de la Consellería de Política Social correspondiente al año 2016. Fue beneficiaria de una ayuda de inversión para su puesta en marcha de 15.000 euros y, anualmente, recibe primas para su desarrollo de 19.600 euros.

 

Durante el recorrido por las instalaciones la representante del Gobierno gallego en Ourense insistió en la importancia que tienen las Casas Niño para el fomento de la conciliación en los ayuntamientos rurales y señaló que la puesta en marcha de estas equipaciones es una muestra de la apuesta de la Xunta de Galicia porque en los municipios rurales existan los mismos recursos que en las ciudades.

Díaz Mouteira destacó que, además de atender gratuitamente las necesidades de conciliación de los padres y madres que viven en ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes, las casas nido favorecen la equidad en el acceso a los servicios por parte de todas las familias gallegas, con independencia del lugar de residencia; impulsan el autoempleo y la economía social; contribuyen a la dinamización de los núcleos rurales y ayudan a la fijación de población en el territorio.

La delegada territorial apuntó que el Gobierno gallego resolvió recientemente una nueva convocatoria de ayudas, la cuarta desde la implantación de este programa en 2016, para la creación de otros 15 recursos de este tipo, de los que seis se asentarán en la provincia ourensana, en concreto en los ayuntamientos de Larouco, Montederramo, Petín, Punxín, Rairiz de Veiga y Vilar de Barrio. Estas incorporaciones sumadas as las que ya funcionan consolidan a Ourense como la provincia que va a contar con más casas nido, un total de 38.

Esta medida forma parte de las iniciativas que se contemplan en el Programa de Apoyo a la natalidad (PAN Galicia) que la Consellería de Política Social está desarrollando desde finales de 2015 con acciones como la Tarxeta Benvida, el Bono Concilia y el Bono Cuidado, la apertura de nuevas escuelas infantiles o la recién anunciada gratuidad de la educación infantil de 0 a 3 años en todas las escuelas de Galicia para los segundos hijos y sucesivos a partir del próximo año.