• El escultor argentino imparte un taller de cerámica antigua en Ourense, donde también  pronunciará una conferencia  sobre hornos indígenas el 6 de octubre
Moreyra

Moreyra

 

El maestro escultor argentino Carlos Moreyra imparte del 1 al 4 de octubre un Taller de Muralismo y Cerámica en el Claustro de San Francisco de Ourense. Además, pronunciará una conferencia el próximo 6 de octubre en el Centro  Cultural Angel Valente de la ciudad (Rúa do Paseo), a partir de las 19,30 horas, sobre “Armado y origen de los hornos indígenas”.  Ambas actividades están organizadas por la Asociación de Artesáns de Ourense y la sala Laurarte de O Barco de Valdeorras, dentro de programa que tuvo también su contenido en O Barco y Vilamartín, en este último caso con la elaboración de un mural.

Carlos Moreyra en Vilamartín, donde elaboró un mural

Carlos Moreyra en Vilamartín, donde elaboró un mural

 

Moreyra emplea elementos naturales de la madre tierra para la elaboración de murales y cerámica. Además, se nutre de la sabiduría ancestral de pueblos aborígenes con los que ha convivido, experiencia que se deja notar en su arte. “Soy un nómada y el arte es un modo de vida. Me gusta aportar mis conocimientos a los demás. Mi lucha es contra la guerra”, se define.

El escultor cuenta que  “he vivido con los aborígenes en plena selva durante algo más de un año. Concretamente, con los Wichis, etnia indígena en El Chaco paraguayo.  Lo que más me maravilló fue la armonía entre el hombre y la naturaleza. Se comunican con los árboles, cazan y pescan de la forma más respetuosa con el entorno. Tienen sus propias plantas medicinales. Se visten con hojas, sus casas son hechas con vegetación y les encanta el camoatí,  es decir, la miel,  pues es un manjar para ellos. Su vida es muy sencilla pero muy armoniosa”.

Carlos Moreyra

Carlos Moreyra

 

Relata que “los Wichis cuando iban a pescar, iban cantando. Llevaban unos cestos y al llegar a la laguna tiraban una planta, cuya propiedad es que adormece, que teñía el agua de azul y así capturaban los peces. Tienen un gran conocimiento del medio natural”.

Esa experiencia, y muchas otras similares, las ha interiorizado y  plasmado en su trabajo como escultor y ceramista.

Moreyra es de Berisso, ciudad de Argentina “a la que más inmigrantes llegaron en su día y, por tanto, rica en diversidad de culturas. Allí hay un buen número de gallegos.  Es una zona con importantes vestigios arqueológicos y pueblos ceramistas muy antiguos”, explica el escultor.

Moreyra, con una larga trayectoria profesional _reconocida también en forma de premios_, tiene muchos proyectos. Asi, próximamente impartirá clases de muralismo en la Universidad de Curundu de Panamá y participará en la confección del Monumento Nacional de Panamá que, adelanta, “se hará en bronce”.

Ahora, permanece en Ourense para disfrutar de lo que considera “un importante y precioso intercambio cultural”.

 

El maestro escultor Carlos Moreyra

El maestro escultor Carlos Moreyra