Los peregrinos que realizan el Camino de Invierno entran en tierras gallegas ya en la segunda etapa. Esta une Las Médulas con A Rúa, aunque realmente podemos decir que arranca en el Puente de Domingo Flórez. Curiosamente, es la única etapa de este Camino que ofrece una doble opción. Llegando a Quereño, primer paso en Galicia, podemos escoger entre ir por la variante de Biobra y Rubiá, que supone realizar 14 kilómetros más que si nos decidimos ir por la variante de Pumares, Sobradelo, Éntoma y  O Barco. Al pasar esta localidad las dos variantes se unen en A Pobra para encarar conjuntamente ya un solo camino pasando por Vilamartín y terminando en A Rúa.

Vamos a comentar la más corta en esta ocasión que es además la más directa y menos dificultades ofrece al peregrino ya que realmente transcurre de forma paralela al cauce del Sil, lo cual le permite saber en todo momento si va bien.

Esta etapa se divide en varios tramos como son:

  • Puente de Domingo Flórez- Pumares (5 kms)
  • Pumares – Sobradelo (5 kms)
  • Sobradelo – Éntoma (3 kms)
  • Éntoma – O Barco (3,5 kms)
  • O Barco – Villamartín (7 kms)
  • Villamartín- A Rúa (5 km)

Pasando Quereño se comienza un tramo de ascenso que nos permite llegar a un alto que nos deja ver la localidad entera de la que partimos, para empezar un descenso leve que nos llevará a las orillas del Sil, por donde deberemos seguir su cauce de forma paralela también a la vía del ferrocarril.

La ruta avanza en paralelo al río y al ferrocarril hasta Pumares, donde saliendo de esta localidad nos encontraremos con la ermita de Nuestra Señora de la Estrella. Seguimos paralelos al ferrocarril y al río, observando la enorme belleza que el paisaje nos ofrece y empezamos a ver las naves de las pizarreras, no en vano nos encontramos en el municipio de Carballeda de Valdeorras, la capital mundial de la pizarra, de donde sale más de un 60% de la pizarra que se mueve en el mundo. En Carballeda también nos encontramos el Macizo de Peña Trevinca, poblado de bosques autóctonos y con el único bosque de tejos de toda Galicia, O Teixadal de Casaio.

sobradelo

Pronto avistamos Sobradelo de Valdeorras, capital del municipio de Carballeda, al cual se entra por el denominado Barrio Vello, por una estrecha y empinada calle que nos conducirá hasta el Barrio Nuevo, construido a ambas márgenes del puente, A Pontenova con siete arcadas, y cuyo arco central fue cortado por el abad de Casaio durante la Guerra de Independencia Española en 1809 para impedir el paso de las tropas francesas, siendo reconstruido a comienzos del siglo XX. Su inicio data de los siglos XVI y XVII.

sobradelo

El nombre de A Pontenova, pone de relieve que había otro puente más antiguo, a unos 300 metros, río arriba, llamado A Pontóriga, y supuestamente romano, del que sólo se puede observar alguna cepa y por el que cruzaba la calzada romana, luego Camino Real, que venía por la otra orilla del río.

Vemos como a lo largo de la localidad hay referencias constantes a que nos encontramos en el Camino de Santiago. Justo enfrente del edificio del Ayuntamiento vemos la concha del Camino que nos indica que vamos por el buen sitio.

IMG_20141021_104024-1

Debemos de ascender un tramo para poder encontrarnos con la carretera OU- 0801 por la cual llegaremos a Éntoma, ya en el municipio de O Barco.

IMG_20141021_105414

Pero no sin antes hacer una parada obligada en el nuevo mirador que tiene la localidad donde a los pies de un olivo nos encontramos unos bancos que se agradecen para descansara entes de afrontar la entrada al municipio de O Barco. Este nuevo mirador nos ofrece unas inmejorables vistas de Sobradelo, incluido A Pontenova y ver parte del camino que ya hemos hecho.

IMG_20141021_103051

No podíamos dejar Sobradelo sin fijarnos en el mojón que nos indica que vamos por el Camino de Invierno hecho sobre pizarra.

IMG_20141021_103158

Trás un pequeño ascenso, la carretera local llanea  hasta la entrada de Éntoma, entre restos de lo que fueron las explotaciones auríferas romanas. Su puente en el centro del pueblo con un solo arco de cal y canto y de supuesto origen romano, que fue reconstruido en el siglo XVII, sobre el río Galir.

Cogemos dirección a O Barco, siguiendo un ligero desvío de lo que era antes el Camino Real, más que nada para evitar el asfalto y seguir por caminos.

O Barco, municipio más grande de la comarca de Valdeorras, tendrá en un futuro una artículo más detallado ya que su tamaño lo merece. No faltarán las f¡referencias a la Casa Grande de Viloira, de finales del s. XVII en Viloira, de origen romano, o la Casa de Riocigüeño, también de finales del s. XVII.

Salimos de la localidad hacia A Pobra, entre la N- 120 y el río donde se une la otra ruta alternativa que comentábamos al principio. El camino es llano hasta Vilamartín donde debemos cruzar el antiguo puente de A Rodeleira, sobre el arroyo de Leira, para seguir pegados al río, por el malecón de la localidad y coger línea paralela a la vía férrea y el río hacia A Rúa por donde entraremos por la zona denominada Rúa Vella viendo la ermita de San Roque. La ruta se abre a una zona de viñedos, conocida por Campogrande, debajo de la carretera N-120, para descender al barrio de Fontei, donde se ubica su magnífica iglesia parroquial y la Casa Grande de Fontei. Visita obligada el puente romano de A Cigarrosa, que marca en límite entre los lugares de A Rúa y Petín, sobre cuyos arcos de gran belleza pasaba la Via Nova o Vía XVIII, que unía Bracara Augusta con Asturica Augusta.

Etapa-2