• El DOG publica hoy las ayudas de este año para mejorar la producción y comercialización de los productos de la apicultura
  • El presupuesto de este año asciende a cerca de 700.000 euros, un 14% más que el año anterior
  • A través de estas aportaciones tanto las asociaciones como los particulares pueden recibir subvenciones para luchar contra las agresiones y enfermedades de las colmenas

 

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica hoy la orden de 13 de mayo de 2019, por la que se establece el régimen de ayudas a la apicultura y se convocan con un presupuesto de 686.741 euros.

Este año se registra un aumento en el presupuesto de estas subvenciones del 14% respecto a la convocatoria anterior, en la que se llegó a más de 1.454 apicultores a través de 14 expedientes aprobados. Esto es así porque esta orden va destinada tanto a particulares titulares de explotaciones apícolas como la cooperativas, organizaciones representativas y asociaciones de apicultores con personalidad jurídica propia.

Estas ayudas disponen de cuatro líneas diferentes. Así, los interesados podrán solicitar las aportaciones para asistencia técnica (solo para colectivos), para la lucha contra las agresiones y enfermedades de la colmena, para la trashumancia y para medidas de apoyo a la repoblación de la cabaña apícola. En el primer caso, será subvencionable la contratación de hasta dos técnicos, uno de ellos veterinario, para el servicio de la asociación en cuestión. En esa primera línea de subvenciones también se podrá financiar la organización de cursos y jornadas y la edición de folletos y publicaciones como sistema de divulgación.

En el que se refiere a la lucha contra las enfermedades, se incluyen tanto la adquisición de tratamientos quimioterápicos y otros compatibles con la apicultura ecológica contra la varroasis, como la sobrealimentación de las colmenas y la renovación y purificación de cera. En la línea de la trashumancia, la ayuda deberá ir destinada a la adquisición, conservación y mejora de los medios de transporte, para sistemas de protección o vigilancia antirrobo y para la suscripción de seguros de responsabilidad civil de las colmenas. Por último, las medidas de apoyo a la repoblación están enfocadas, fundamentalmente, a la cría de reinas.

La convocatoria de estas ayudas se hace en régimen de concurrencia competitiva, bajo criterios pactados en su momento con el sector. Así, se dará prioridad a aspectos como la dimensión de las explotaciones (número de colmenas), la pertenencia a la Indicación Geográfica Protegida Miel de Galicia, su adscripción a una Agrupación de Defensa Sanitaria Ganadera. También se valorará el hecho de que las explotaciones solicitantes ostenten titularidad compartida o sean personas jóvenes, que las colmenas estén en zonas desfavorecidas o registradas en el Consejo Regulador de Agricultura Ecológica de Galicia (Craega), entre otras cuestiones.