ArizonaEl estado de Arizona, en Estados Unidos, ha paralizado las ejecuciones a la espera de una “revisión completa” de su procedimiento de pena de muerte, ordenado por la gobernadora del estado, Jan Brewer, después de que el preso Joseph Wood, ejecutado el pasado miércoles, agonizase durante cerca de dos horas tras suministrarle la inyección letal.

Así lo ha confirmado el director del Departamento de Correccionales de Arizona, Charles Ryan, que explica que el fiscal general del Estado no aprobará ninguna orden de ejecución mientras que la revisión esté en marcha, de acuerdo con la información del diario estadounidense ‘The Washington Post’.