• La Xunta fomenta el empleo en el rural en la provincia de Ourense con la contratación de 190 personas en 85 ayuntamientos, 12 de ellos emprendedores
  • La Consellería de Economía, Empleo e Industria acaba de resolver el programa Aprol Rural que invierte 2,1 millones de euros en la provincia
  • La delegada territorial, Marisol Díaz Mouteira, subrayó que la inversión de esta convocatoria se incrementó en un 23% con respecto al del pasado año, lo que posibilita un 26,8% más de contrataciones
  • Este programa incentiva durante nueve meses a tiempo completo la contratación para realizar labores de silvicultura, biomasa, limpieza de montes y valorización forestal y este año se priorizaron a los Ayuntamientos Emprendedores

 

La Consellería de Economía, Empleo e Industria viene de resolver las ayudas de Aprol Rural, una actuación que se desarrolla por tercer año consecutivo con el principal objetivo de incrementar y mejorar las oportunidades laborales del rural y dar un impulso a los trabajadores de las zonas menos pobladas de Galicia. Así, el Gobierno gallego apoyará con 2,1 millones de euros a contratación de 190 personas sin empleo en 85 ayuntamientos del rural de la provincia ourensana, 12 de ellos Ayuntamientos Emprendedores.

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, subrayó la apuesta del Gobierno gallego por el rural en esta línea de ayudas, que se traduce en el incremento de un 23% de la inversión y de un 26,8% de las contrataciones con respeto al año pasado. Al amparo de este programa, se incentiva la contratación de desempleados, durante 9 meses a tiempo completo, para realizar labores de silvicultura, biomasa y limpieza de montes.

Este año, precisamente, se introdujo cómo principales novedades que los contratos tendrán que estar relacionados con la valorización del sector forestal, al tiempo que se priorizaron en estos apoyos a los Ayuntamientos Emprendedores. Es decir, tuvieron prioridad en el Aprol Rural las administraciones locales que se adhirieron al convenio firmado entre la Xunta y la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp) para fortalecer la captación de inversión en Galicia, un acuerdo enmarcado dentro de la nueva Ley de implantación empresarial.

Más recursos para los Ayuntamientos Emprendedores

En la provincia de Ourense 12 Ayuntamientos Emprendedores se beneficiaron de estas ayudas, en concreto: A Teixeira, Montederramo, San Cristovo de Cea, Oímbra, Cortegada, Quintela de Leirado, Cenlle, Monterrei, Bande, Vilamarín, Cualedro y Pontedeva. Ningún Ayuntamiento Emprendedor que solicitó la ayuda quedó sin ella y, de promedio, recibieron alrededor de 22.000 euros más que el resto de ayuntamientos beneficiarios (el doble de ayudas) y pudieron contratar la dos trabajadores más que el resto de municipios.

Díaz Mouteira recordó la importancia de que cada vez sean más los ayuntamientos que se sumen la esta iniciativa con el objetivo de levantar las barreras a la inversión empresarial para estimular la actividad económica, al tiempo que destacó que en la actualidad Ourense es la provincia que cuenta con más ayuntamientos que disponen de esta distinción, un total de 31, y otros 24 que están en trámite.

Además, la delegada territorial subrayó que, en global, el Gobierno gallego priorizará este año más de 80 millones de euros para los Ayuntamientos Emprendedores a través de diferentes convocatorias de talleres y programas integrados de empleo, Aprol Rural y contratación de agentes locales de empleo; parques empresariales, viveros industriales y biomasa; y apoyos a los mercados excelentes y espacios activos de emprendimiento.

La Consellería de Economía, Empleo e Industria, a través del Aprol Rural, financiará el equivalente a la totalidad de los costes salariales en los contratos, incluida la cotización empresarial a la Seguridad Social según esté marcado en el convenio colectivo vigente en el momento en el que el Ayuntamiento formuló su solicitud.

Aprol Rural se integró en el Plan de formación y emprendimiento en el rural que el departamento de Economía, Empleo e Industria activó por primera vez el pasado año con 30 millones de euros para mejorar las oportunidades laborales del rural y dar un impulso a los trabajadores de las zonas menos pobladas de Galicia, al tiempo que se fija población.