• La Xunta de Galicia abre el plazo de solicitud de ayudas para la creación de 15 nuevas Casas Nido en el rural
  • Esta nueva orden de subvenciones, la cuarta de este programa, está dotada con 1,1 millones de euros y permitirá consolidar la red de recursos de conciliación en el rural gallego, pudiendo llegar a las 76 casas y 380 plazas de 0 a 3 años
  • El primer año se anticipará el 100% de la ayuda que corresponda por la atención educativa
  • Todas las niñas y niños que se beneficien de este servicio deberán tener las vacunas al día

 

La Xunta de Galicia abre durante un mes el plazo de presentación de solicitudes para acogerse a la nueva convocatoria de ayudas para la puesta en marcha de 15 nuevas Casas Nido en el rural, iniciativa que forma parte del Programa de apoyo a la natalidad de la Consellería de Política Social. El Diario Oficial de Galicia (DOG) de ayer publica la orden que regula la concesión de estas ayudas.

Las Casas Nido son un recurso gratuito para las familias destinado la atención de niños y niñas de entre tres meses y tres años de edad en los ayuntamientos de menos de 5000 habitantes en los que no exista ningún otro servicio de atención continuada a la infancia de 0 a 3 años. Esta convocatoria, la cuarta que habilita la Administración autonómica para subvencionar estos recursos, está dotada de 1,1 millones de euros.

A día de hoy se están subvencionando ya 61 de estas equipaciones, lo que supone la dotación de 305 plazas de atención a la infancia en el rural gallego. Esta cifra podrá llegar hasta las 76, con un total de 380 plazas, con la nueva convocatoria que hoy sale adelante.

El programa de Casas Nido de este año cuenta con importantes novedades con respeto al anterior. La principal es el incremento de la cuantía del anticipo por atención educativa que reciben las personas promotoras del recurso en el primero año, que pasa del 35% al 100% de la subvención que les corresponda. Para las sucesivas anualidades, el anticipo sube del 35% al 75% para todas las Casas Nido, tanto las de nueva creación como las que ya están en marcha.

Además, de acuerdo con el criterio que se comenzará a aplicar a partir del curso que viene en las escuelas infantiles públicas, todas las niñas y niños que acuden a las Casas Nido deberán tener las vacunas al día. Y una tercera novedad de esta convocatoria es que en caso de que la demanda de plazas supere la oferta –cada una de ellas puede atender a un máximo de cinco niñas y niños- se tendrán en cuenta las circunstancias laborales, académicas y la situación familiar del hogar, primando las familias monoparentales y las numerosas.

Cuantía de las subvenciones 

Las ayudas para reformar el centro para prestar el servicio serán de un máximo de 15.000 euros por casa nido y la aportación para la atención educativa ascenderá a 19.600 euros al año.

Podrán convertirse en personas promotoras de una casa nido aquellas que vivan en un núcleo rural en el que no exista ningún recurso de atención continuada a la infancia de los 0 a los 3 años, cuenten con un inmueble que cumpla con las condiciones que se marcan en la convocatoria, dispongan de un plan de actuación para emergencias y tengan una titulación relacionada con la educación infantil o bien formación o experiencia en este ámbito.

Apuesta por la conciliación 

Con esta nueva convocatoria de ayudas para la creación de casas nido, el Gobierno gallego continúa mejorando los recursos de conciliación, tanto en el ámbito urbano como en el rural. Un compromiso con las familias que se ponen de manifiesto en las más de 25.000 plazas en escuelas infantiles sostenidas con fondos públicos, el doble que hace nueve años; con las líneas de ayudas para la apertura de escuelas infantiles en polígonos industriales y otros entornos laborales como cofradías y asociaciones de cooperativas agrarias; y con la puesta en marcha de prestaciones como el Bono concilia, el Bono cuidado o la Tarjeta Bienvenida.