• José González ensalza los beneficios que conlleva la iniciativa de las aldeas modelo en la defensa contra los incendios forestales
  • El conselleiro del Medio Rural se reunió en Cartelle con el alcalde y con representantes de las comunidades de montes del lugar de Nogueiró para darles cuenta de esta iniciativa
  • Destacó que esta declaración supondría un importante refuerzo de la protección de las personas y de los bienes frente al fuego en este lugar ourensano
  • Esta iniciativa supone también un impulso a la generación de actividad agroganadera en la franja de los 50 metros próxima a las viviendas de este lugar de la parroquia de Mundil

 

El conselleiro del Medio Rural, José González, se reunió ayer con representantes de comunidades de montes del lugar de Nogueiró, en el municipio ourensano de Cartelle, y con su alcalde, Jaime Sousa, para explicarles las ventajas que supondría la declaración de este núcleo de población de la parroquia de Mundil como aldea modelo para la prevención y defensa de los incendios forestales.

Allí, José González destacó que el fin último de la creación de una aldea modelo es defender las personas y los bienes de la amenaza de los fuegos, pero que no se trata únicamente de eso, ya que también se pretende fomentar la puesta en marcha de actividad agroganadera en la franja de los 50 metros próxima a las viviendas.

Por lo tanto, añadió el conselleiro, esta iniciativa nace con el objetivo de ejecutar la limpieza de las franjas secundarias –es decir, aquellas que están más próximas a los núcleos de población– y ponerlas a producir. Una vez despejadas esas franjas se pondrá en valor ese terreno creando actividad agroganadera en ellas, mediante cultivos de huerta, cereal, pastos, frutales, castaños, olivos, etc. Todo esto funcionará como cortafuegos natural frente el fuego ya que, desarrollando actividad económica en las franjas no será preciso rozar todos los años, destacó José González.

 

El titular de Medio Rural recordó que este es un proyecto promovido por la Xunta de Galicia en el marco del convenio de protección de las aldeas puesto en marcha en colaboración con la empresa pública Seaga y con la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp).

Así, la limpieza de las parcelas se llevará a cabo siempre que haya acuerdo entre los propietarios de los terrenos y los agricultores y ganaderos interesados en poner a producir las tierras, por lo que el conselleiro animó a todos los implicados a involucrarse en este proceso. En este sentido, destacó que la iniciativa supondrá un rendimiento económico directo o indirecto tanto para el dueños de los predios –que conservará siempre la titularidad sobre los mismos–, como para los interesados en ponerlas a producir.

La Consellería de Medio Rural maneja, como previsión, la posibilidad de crear alrededor de 40 aldeas modelo en todo el territorio gallego, que funcionarían como una demostración palpable y práctica de como es posible realizar una adecuada gestión de la biomasa para prevenir los fuegos.