• El pleno dio cuenta de que ya fue adjudicada la redacción del plan parcial del área industrial de A Sobreira

El pleno

 

La Corporación municipal de Vilamartín aprobó por unanimidad una rectificación puntual del Inventario de Bienes Inmuebles para incluir el centro de salud de la localidad como bien patrimonial. El centro de salud, que consta de 519 metros cuadrados (de los que 256 corresponden a la primera planta  destinados a uso sanitario y 263 al sótano, para almacén y aparcamiento)  pasó de ser un bien de dominio público a un bien patrimonial, de ahí dicha rectificación.

Durante la sesión, también fue aprobada  la cesión de uso gratuita del centro de salud al Sergas, dada la conveniencia, según el grupo de gobierno,  de que sea propiedad del Sergas y asuma el mantenimiento integral del mismo. Por este motivo, para hacer efectiva la cesión del centro se completa el expediente que describen los  artículos 109 y 110 del Reglamento de Bienes de las Entidades Locales

Enrique Álvarez Barreiro, en el pleno

 

En este pleno, también se dio el visto bueno a la creación de ficheros de carácter personal, conforme al artículo 20 de  la Ley Orgánica de Protección de Datos y el reglamento de desarrollo de la misma. Por ello, se solicitará su inscripción en el Registro General de Protección de Datos y se publicará el acuerdo  en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), además de notificarlo a la Agencia Española de Protección de Datos.

Los ficheros son:  Portal Único y Registro, Padrón de Habitantes, Currículums, Personal, Formación, Gestión Económica, Recaudación, Contrataciones, Licencias y Autorizaciones, Urbanismo, Registro de Intereses de Miembros de la Corporación, Responsabilidad Administrativa, Elecciones, Medio Ambiente, Registro Canino y Animales Peligrosos, Escuela Infantil, Servicios Sociales, Participación en Acciones de Promoción de Empleo, Cultura y Deportes, Biblioteca, Protección Civil y Servicio de Emergencias, Videovigilancia, Parejas de Hecho y Matrimonios Civiles.

El fichero único será realizado por una empresa y el coste inicial de la implantación es de 2.000 euros.

Ruegos y preguntas

En el apartado de ruegos y preguntas, el único concejal que ejerce la oposición ya que el PP no asiste a ninguna sesión plenaria, José Pinto, de Alternativa dos Veciños de Vilamartín,  preguntó al grupo de gobierno sobre los presupuestos municipales de 2018, a lo que el alcalde, Enrique Álvarez Barreiro (PSOE), respondió que “ya se están elaborando y cada uno de los concejales están trabajando en su área correspondiente”.

Intervención de Pinto y Barreiro en ruegos y preguntas

 

Pinto propuso que “espero que en los presupuestos se incluya alguna partida para las fosas sépticas y vertidos que hay todavía se producen al río como en Arcos, Portela, Cernego y algunos pueblos más”.

Pinto también indicó que un desagüe de Valencia do Sil quedó sin conectar a la fosa séptica y “se está vertiendo directamente al río”.

También preguntó sobre las áreas industriales previstas en Vilamartín. El alcalde, Enrique Álvarez Barreiro, indicó que se acaba de contratar a un arquitecto para la redacción del plan parcial de A Sobreira, con un plazo estimado de cuatro meses. “En el momento en el que se aprueba se expondrá al público”, añadió Álvarez Barreiro.

En cuanto a la segunda área industrial proyectada en Arcos, destacó que “de momento no se ha comenzado por cuestión de carencia presupuestaria”.

Pinto dio cuenta del peligro que suponen unos bordillos en la calle Miguel de Cervantes y también del mal estado de los bancos. En este último sentido, el alcalde aclaró que “los bancos llevan mucho tiempo deteriorados y ya se solicitaron a la Diputación provincial, llegaron hace un par de semanas y están almacenados en una nave del Concello. Serán colocados la próxima semana”.

Pinto también sugirió la necesidad de la poda de árboles de Vilamartín ya que “algunos incluso tapan las farolas y quitan bastante luz”. El regidor explicó que “se inició la poda y no se continuó por varias situaciones urgentes. La idea es proseguir con ella”.

El edil de la oposición también se interesó por un muro existente en el campo de fútbol sobre el que el regidor indicó que “se va a retirar para hacerlo de nuevo, pero hasta marzo las instalaciones no volverán a ser del Concello ya que forman parte de una concesión. Además, también tenemos previsto hacer unas mejoras en el albergue”.

La sesión