• Román Rodríguez supervisa las obras del Castro de Santomé y de la Iglesia de la Santísima Trinidade con una inversión de 500.000 euros
  • La restauración de la iglesia ourensana arrancará el lunes e incluirá la renovación del sistema de cubiertas y la consolidación de la bóveda de barrotillo de la nave
  • Los trabajos de excavación arqueológica, consolidación y musealización del castro comenzaron el pasado 2 de abril y finalizarán a principios de diciembre

 

El conselleiro de Cultura y Turismo, Román Rodríguez, y el alcalde en funciones de Ourense, Jesús Vázquez, supervisaron las obras impulsadas por este departamento en el Castro de Santomé y en la iglesia de la Santísima Trinidade, que cuentan con una inversión total de cerca de 500.000 euros.

En el caso del conjunto arqueológico de Santomé, los trabajos para la realización de la excavación arqueológica, consolidación y musealización comenzaron el pasado 2 de abril y cuentan con una inversión de más de 124.000 euros de fondos propios de la Consellería. Está previsto que la actuación finalice la finales de año.

Además de la excavación en la ladera sur del yacimiento, que abarcará una superficie total de 475 m2;, los trabajos incluyen también la limpieza de vegetación del conjunto arqueológico, la consolidación de las estructuras del castro, su acondicionamiento con la colocación de una baranda de madera y el relevo y tratamiento de los elementos informativos existentes en el yacimiento con el fin de facilitar su visita. El proyecto incluye también la realización de un plan de divulgación del conjunto arqueológico.

En el caso de la Iglesia de la Santísima Trinidade, está previsto que las obras comiencen el próximo lunes y finalicen este mismo año. Los trabajos contarán con un presupuesto de más de 360.000 euros y consistirán en la renovación del sistema de cubiertas y la red de evacuación de pluviales, así como la consolidación de la bóveda de barrotillo de la nave.

Además de estas actuaciones, se limpiará la fachada, se restaurarán los elementos de cestería, se repondrán las juntas deterioradas, se drenarán los muros en contacto con el terreno y se sanearán los parámetros interiores. Por último, se instalará un nuevo pavimento de madera, se renovará la instalación eléctrica y se pondrá en marcha a protección contra incendios.

Colaboración con la Diócesis de Ourense

La puesta en marcha de las obras viene precedida de la firma de un convenio de colaboración entre la Diócesis de Ourense y la Xunta para poner la disposición del Gobierno gallego los terrenos e inmuebles necesarios para la ejecución de las actuaciones de conservación y restauración del espacio. La iglesia, originaria de los siglos XII y XIII –aunque reformada en los siglos XV y XVI– cuenta con una fachada con triple arquivolta de arcos apuntados.

El exterior del templo está coronado por una crestería gótico-flamígera y los contrafuertes y torreones cilíndricos refuerzan su aspecto de fortaleza medieval. El interior presenta una planta basilical y su capilla mayor se cubra con una bóveda. La puerta de entrada del atrio pertenecía al primitivo hospital de San Roque, de época renacentista y el crucero es de la época plateresca.