• Afirma que los resultados de crecimiento avalan su  línea de gestión actual, que hay cuestiones irrenunciables si bien se muestra abierto a encontrar puntos de entendimiento
José Vicente Solarat en su despacho del Consello Regulador

José Vicente Solarat en su despacho del Consello Regulador

El próximo 22 de enero se desarrollará un pleno en el Consello Regulador de la Denominación de Origen Valdeorras durante el que se decidirá si José Vicente Solarat continúa al frente de la presidencia del citado órgano. El principal punto del orden del día gira en torno a “Propuestas de Presidencia, ratificación de las mismas o dimisión del presidente”, según cita el propio Solarat.  Si no se aprueban las líneas de su gestión, “me marcho. No voy a quedar como recadero de los vocales”, dice con contundencia.

Solarat afirma que está dispuesto a buscar un punto de encuentro  pues aceptaría  “algunas variantes o modificaciones en algunos puntos que sean asumibles para llegar a un entendimiento”,  si bien hay cuestiones  totalmente “irrenunciables”, esgrime, que  hace presuponer que va a hacer difícil cualquier acuerdo.  No obstante, “habrá que esperar a ver que se acuerda en el pleno”, detalla.

Solarat explica que los vocales en desacuerdo con su línea de gestión (concretamente del ámbito de las cooperativas y los sindicatos Unións Agrarias y Xóvenes Agricultores) realizaron una “moción de censura encubierta” en el último pleno y  que “coartan la acción del presidente respecto a la promoción y el pliego de condiciones. Di un plazo hasta el 15 para que presentasen  otro presidente y no lo hicieron, así que convoqué un pleno para abordar el tema tal y como dije”.

Un pleno del Consello Regulador

Un pleno del Consello Regulador

 

Su propuesta es seguir en “la línea de trabajo actual” y señala que, desde el pasado verano, los vocales críticos “ya están posicionados en contra, quieren otra línea de trabajo en la que yo no creo”.

Solarat defiende la labor desempeñada hasta ahora, a la que le dedica cada día ocho horas. “Se han hecho buenas campañas de promoción, tanto a nivel nacional como internacional y, por primera vez, dentro de la propia comarca de Valdeorras. Se incrementaron las ventas y, ahora mismo, somos la tercera mejor Denominación de Origen”, según ha sido reconocido en publicaciones especializadas sobre vino de prestigio, expone.  Además, añade que “aumentamos en más de 200.000 euros  los beneficios. Y mientras la Denominación  de Origen Valdeorras recibe elogios y flores en otras partes, aquí nos tiran piedras. Si los vocales no tienen confianza en mi gestión, tendré que irme”, señala.

Una de las campañas de promoción del Consello Regulador, en este caso colaborando con el Centro Comercial Aberto

Una de las campañas de promoción del Consello Regulador, en este caso colaborando con el Centro Comercial Aberto

 

Solarat afirma que ha realizado “muchas propuestas” y reconoce que “en algunas puedo equivocarme, pero ellos proponen siempre todo lo contrario”.  En este sentido, cita que “rechazan  las catas en Valdeorras, las ferias internacionales, quieren una auditoría no se sabe para qué y, además , proponen modificaciones inviables en el pliego de condiciones como bajar el grado del vino, aumentar la producción y eliminar el órgano de control actual del Consello Regulador , es decir externalizar el control de la uva y vinos de la Denominación  de Origen. Esto es lo que no tiene sentido”.