• 25.895 personas de la provincia se hicieron la prueba, de las que 80 fueron diagnosticadas de cáncer y  540 presentaban pólipos pretumorales

 

Con motivo de la celebración ayer del Día de Prevención del Cáncer Colorrectal, la Gerencia de Xestión Integrada del Sergas en Ourense, animó a la población a participar en el Programa de Cribado, o detección precoz, de cáncer colorrectal de la Consellería de Sanidade, plenamente implantado ya en toda la provincia ourensana y que, con un sencillo e indoloro test, permite diagnosticarlo precozmente o incluso detectarlo en un estadío previo.

Distintas asociaciones de pacientes, sociedades médicas e instituciones sanitarias centran hoy sus esfuerzos en destacar la importancia de implantar un programa de cribado para la detección precoz de este tipo de cáncer, como el que ya cuenta la Consellería de Sanidade, en aquellas comunidades autónomas que aún no lo tienen y, también, animar a los usuarios a participar en el programa existente.

A los 20 meses de la implantación del Programa de Cribado en Ourense, primera área donde se puso en marcha, después del realizado en Ferrol (A Coruña), los resultados son esperanzadores en cuanto a tasa de detección precoz de cáncer y lesiones pretumorales, pese a que de momento sólo participó menos de la mitad del población, el 47,27%, de los 54.777 hombres y mujeres, entre los 50 y los 69 años, invitados hasta ahora a participar en Ourense.

Entre 25.895 ourensanos participantes, el Servicio de Digestivo Servicio de Digestivo del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense, diagnosticó 80 casos de cáncer colorrectal y detectó y extrajo lesiones pretumorales, o pólipos, a 540 personas, que evitaron así el probable desarrollo de un cáncer de este tipo. Es importante destacar que, de estos 80 casos, la mitad se diagnosticaron en una fase inicial, lo que aumenta las posibilidades de curación y supervivencia hasta un 90%.

Sorprendentemente, pese a que participaron menos en el cribado, un 43% frente al 51% de las mujeres, según explicó el Doctor Joaquín Cubiella, del Servicio de Digestivo, los hombres tienen más riesgo de padecer cáncer colorrectal, más incluso que mujeres con antecedentes familiares, con dos familiares directos afectados. Por ello, los profesionales los animan especialmente a incrementar su participación.

El objetivo fundamental del programa de cribado colorrectal gallego es reducir el incidente y mortalidad de este tipo de tumores, uno de los mas frecuentes; aumentar la supervivencia y curación, mediante el diagnóstico precoz; y prevenirlo detectando la existencia de pólipos colorrectales, precursores del cáncer, y que normalmente pasan desapercibidos, ya que no dan síntomas,

Este programa preventivo, en el que Galicia fue una de las comunidades pioneras a nivel estatal, ve dirigido a las personas con riesgo medio de padecer cáncer colorrectal: Hombres y mujeres entre los 50 y los 69 años, sin factores de riesgo o que no lo habían padecido ya, por lo que en el caso de Ourense se invitará a participar a unas 87.000 personas.

La prueba inicial del programa es la realización de un sencillo test de sangre oculta en heces. Para eslabón, estos usuarios reciben una carta, con un sobre prefranqueado para confirmar su voluntad de participar. Tras eslabón se les envía la casa el material necesario para tomar una muestra de heces e instrucciones de cómo realizarlo. Posteriormente la muestra dejara en el centro de salud, desde donde se envía al laboratorio del CHUO, que ante la presencia de sangre activa inmediatamente el protocolo para ampliar los estudios y realizar un diagnóstico en un tiempo mínimo.

Así, cuando se detecta la presencia de sangre, son citados directamente cara su médico de cabecera, que le explica el resultado y la necesidad de realizar una exploración más completa, consistente en una colonoscopia, prueba que se hace con sedación y prácticamente sin molestias, para descartar o confirmar -pero también tratar- lesiones pretumoraless. Cuando todo es correcto se envía una carta indicándoles que se les volverá a invitar a los dos años.

Pese a que los resultados de participación se consideran buenos para el arranque de una iniciativa de estas características, los especialistas instan a toda la población  a participar enviando el sobre para recibir el kit, incluso si lo recibieron hace un año, o a contactar con su médico de cabecera si perdieron la carta para hacerlo.