xunta-de-galicia-300x135El conselleiro de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, hizo un llamamiento a trabajar de manera intensiva y coordinada en el objetivo de impulsar un mayor uso del idioma gallego en todos los ámbitos sociales “porque -dijo- reforzar la presencia de la lengua en la sociedad es una tarea de todos” y abarca todos los campos desde la familia al ámbito empresarial, junto al comercial, al universitario y al tecnológico, entre otros.

Así lo manifestó durante su primera intervención ante el Pleno del Parlamento de Galicia como responsable del departamento de Cultura y Educación, donde ratificó el firme compromiso del Gobierno de la Xunta con la potenciación e impulso de la lengua propia de Galicia, convencido de su utilidad. También apeló a la necesidad de apartar la cuestión lingüística del terreno de la confrontación política.

En esta línea, Román Rodríguez defendió la búsqueda de espacios de entendimiento y propuso trabajar “sobre lo que nos une y no sobre lo que nos separa”. A este respecto, anunció que la oferta de diálogo y de consenso manifestada por la Xunta en reiteradas ocasiones “sigue vigente”.

Añadió que la búsqueda del consenso debe afrontarse “con visión abierta y plural” porque hay que convencer y animar a los gallegos, sobre todo a los más jóvenes, para que quieran “emplear cada vez más la lengua propia de Galicia para estar en el mundo”, no solo en relación al castellano, sino también con otras lenguas.

El conselleiro aludió a los últimos datos del IGE, que certifican que el grado de conocimiento de la lengua leída y escrita entre los gallegos “es el más elevado de la historia”. De hecho se constata un cambio de tendencia a favor del gallego en los índices de conocimiento oral y escrito (ya que el 97,5 por ciento de la población lo sabe hablar frente al 96,9% en 2008), y que el gallego continúa siendo la lengua mayoritaria de Galicia (el 51,5% habla sólo gallego o más gallego que castellano).

Estas cifras avalan el “importante papel” que juega el sistema educativo, y además corroboran “que tenemos las generaciones mejor preparadas para leer y escribir en gallego, e incluso para entenderlo”, aseguró el conselleiro, quien reconoció que ahora “la materia pendiente,el principal reto, es que la juventud lo use”.

Por eso, dijo compartir el análisis de distintos sectores de la sociedad, en especial, la realizada por la RAE, sobre la necesidad de mejorar determinados aspectos, sobre todo en lo que respecta al uso cotidiano de la lengua en todos los ámbitos. Para tal fin reiteró el compromiso de avanzar desde la persuasión y el convencimiento, nunca imponiendo.