Protestas de los agricultores en Francia ente el Tratado de Libre Comercio de la UE con los EE.UU., que se han extendido a 80 departamentos del país vecino según los organizadores de las mismas.

El rechazo a este tratado es total por parte de los manifestantes ya que consideran que las restricciones que se desprenden del mismo perjudican seriamente a los productores de cada país, en este caso Francia, en detrimento de las exportaciones procedentes de los EE.UU.

En vez de  simplificar los procedimientos, cada vez hay más medidas fitosanitarias que afectan a las empresas locales frente a la competencia exterior que con la firma de este tratado se ve exenta de la necesidad de justificar actuaciones que si deben de realizarlas los productores de los países de la UE, todo ello porque la frma de este convenio o tratado supone que los extranjeros podrán exportar a este país (en este caso Francia pero extensible a todos los países de la UE) una producción que no está sometida a las mismas normas.

A esto se le une el hecho de que el país vecino es en la actualidad el primer productor agrícola de la Unión Europea.