• La primera edición del concurso ‘Pilabot’ se resuelve con cerca de 44 toneladas de pilas y baterías recogidas en 150 colegios
  • El CEIP de Caión, en A Laracha, el CPR La Purísima de Ourense y el CRA Amencer de Ribadavia fueron los tres centros ganadores del certamen y se repartirán cuatro premios económicos para invertir en la compra de material escolar o deportivo
  • Esta campaña de sensibilización ambiental arrancó el pasado mes de octubre con el objetivo de fomentar entre la población escolar la recogida selectiva de un tipo de residuos que se caracteriza por su alta carga contaminante

 

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda ha resuelto el primer concurso de recogida de pilas Pilabot, un certamen que se desarrolló entre lo 26 de noviembre de 2018 y el 11 de febrero de este año en 150 centros de educación primaria y secundaria de toda Galicia y que se saldó con la recogida de cerca de 44 toneladas de pilas, acumuladores y baterías usadas.

Los centros ganadores del certamen, que se enmarca en una campaña de sensibilización para fomentar la recogida selectiva de este tipo de residuos entre los escolares gallegos, son el CEIP de Caión (A Laracha), el CPR Plurilingüe La Purísima (Ourense) y el CRA Amencer (Ribadavia). Estos tres colegios consiguieron las mejores cifras de recuperación en las dos categorías en las que se dividía el concurso: kilos de pilas, baterías y acumuladores recopilados en los contenedores de los propios centros; y cifras de recogida por alumno.

Concretamente, el Centro de Educación Infantil y Primaria de Caión se llevó el primer puesto en términos absolutos, ya que durante los dos meses y medio que duró la iniciativa recogió un total de 1.382 kilos de pilas y baterías en sus instalaciones. Este colegio resultó doblemente galardonado ya que también consiguió la segunda posición en el ranking de kilos recopilados por alumno, con un total de 37 kilos por cada estudiante.

El Colegio Plurilingüe La Purísima de Ourense quedó en segunda posición en cuanto a cifras globales de recogida, con un total de 1.115 kilos; mientras que el Centro Rural Agrupado (CRA) Amencer logró las mejores cifras de material recuperado en relación a su alumnado: 65 kilos por estudiante.

Los tres centros recibirán un premio económico que deberán destinar a la compra de material escolar o deportivo. Concretamente, los primeros premios de ambas categorías están dotados con 2.500 euros cada uno, mientras que los centros que quedaron en segunda posición llevarán cómo recompensa 1.250 euros.

La entrega de premios tendrá lugar en el Museo Pedagógico de Galicia en Santiago, el 4 de junio. A este acto acudirán representantes de todos los centros galardonados y también los alumnos ganadores del certamen individual de fotografía artística #eusonpilabot, que se desarrolló de forma paralela y con el mismo fin que el concurso de recogida de pilas. Las ganadoras de este certamen fotográfico, cuyas obras se dieron a conocer el mes pasado a través de Facebook tras elegir las mejores instantáneas de entre los 80 participantes, son Sofía Iglesias, estudiante del CPI Castro Baxoi de Miño; Nadia Carballo, del CEIP Lamas de Abade de Santiago de Compostela; y Nerea López, alumna del CRA Amencer de Ribadavia.

Campaña ‘Pilabot’

Hace falta recordar que la campaña Pilabot fue puesta en marcha el pasado 22 de octubre por la Consellería de Medio Ambiente en colaboración con los gestores de este tipo de residuos autorizados en Galicia (Ecopilas, ERP y Ecolec), con el objetivo de fomentar el reciclaje de pilas entre los escolares gallegos y sus familias. En total, 150 colegios de primaria y secundaria (53 de la provincia de A Coruña; 15 de Lugo; 31 de Ourense; y 51 de Pontevedra) se adhirieron a la misma durante el curso 2018-2019.

Además de los dos concursos, entre las actividades programadas en el marco de Pilabot también se incluyeron acciones informativas y charlas educativas en los propios centros, con la entrega de material divulgativo sobre la campaña y el reciclaje de pilas, así como actividades participativas con el alumnado.

Hace falta recordar que este tipo de residuos tienen una alta carga contaminante. A modo de ejemplo, una sola pila de botón, como la que se emplea en un reloj, puede contaminar hasta 600.000 litros de agua, lo que equivale al consumo de 30 personas durante toda su vida por lo que resulta primordial que este tipo de residuo se deposite en el colector correspondiente para darle el tratamiento idóneo.

Además, las pilas se encuentran en múltiples dispositivos, como juguetes, cámaras, linternas, relojes… por lo que desde la Consellería de Medio Ambiente se considera fundamental fomentar su correcta separación no solo en los hogares, sino también en los trabajos, centros de ocio y colegios, uno de los mejores lugares para trasladar a las futuras generaciones a importancia de separar bien y depositar estos residuos en contenedores específicos.

En todo caso, en los últimos años se ha incrementado de forma notable la concienciación de la población gallega con respecto al tratamiento de las pilas, pero aún queda camino por andar. Según las cifras de 2017 (últimos datos disponibles), en Galicia se recuperaron 225.356 kilos de pilas, lo que supone un incremento de un 23% en los últimos 9 años.