• El conselleiro de Sanidade pretende consensuar la nueva Ley y los ciudadanos pueden aportar sugerencias hasta el 1 de septiembre

Secundino Fernández, Luis Fernández Gudiña, Pablo Deramond y Miguel Bautista, entre otros alcaldes de Valdeorras

 

El conselleiro de Sanidade en Galicia, Jesús Vázquez Almuiña, se reunió en sendos encuentros con alcaldes y representantes de varios municipios ourensanos y del Salnés para explicarles los principales cambios que introduce el anteproyecto de Ley por lo que se modifica la Lei 8/2008, de 10 de julio, de Saúde de Galicia. Almuiña reiteró que el anteproyecto de Ley refuerza el papel de todos los hospitales comarcales y blinda tanto su existencia como su estructura. Se asegura, de este modo por ley, tanto al personal de los hospitales como la asistencia sanitaria de calidad para los ciudadanos, que queda garantizada.

Con estos encuentros se da continuidad a las reuniones ya realizadas este mes con representantes de los colegios profesionales de Médicos, Farmacéuticos, Enfermería, Veterinarios, Odontólogos y Fisioterapeutas.

En particular, se aclaró a los representantes municipales que asistieron a las reuniones que, con la reforma de la Ley, el área de Pontevedra estará formada por los distritos de Pontevedra y O Salnés; y la de Ourense, por los de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras. Los distritos quedarán constituidos expresamente como marco de referencia de la actividad de atención primaria, hospitalaria y sociosanitaria que se establecerá alrededor del hospital y equivaldrá al área hospitalaria actualmente en vigor.

Actualmente, existen en Galicia siete Estructuras Organizativas de Gestión Integrada (EOXIs), 11 áreas sanitarias y 14 hospitales de la red sanitaria pública, tres de los cuales -los de Barbanza, Cee y Verín- no se corresponden con un área sanitaria. Por lo tanto, con el objetivo de ajustar la legislación a la realidad, la ordenación territorial sanitaria propuesta establece una distribución en áreas sanitarias y en distritos, como divisiones territoriales de esas áreas. En la reunión se indicó que el ámbito de las áreas coincidirá con el de las siete actuales EOXIs: A Coruña; Santiago de Compostela; Ferrol; Lugo, Cervo y Monforte de Lemos; Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras; Pontevedra y O Salnés; y Vigo.

Almuiña tuvo oportunidad de conocer de primera mano todas las aportaciones presentadas y aclarar las dudas expuestas por los representantes municipales, y valoró muy positivamente las reuniones que se desarrollaron en un clima de colaboración y cordialidad. También participaron el secretario general técnico de la Consellería de Sanidade, Alberto Fuentes; el gerente del Servicio Galego de Saúde, Antonio Fernández-Campa; el director general de Asistencia Sanitaria del Sergas, Jorge Aboal; y la directora general de Recursos Humanos del Sergas, Margarita Prado.

El alcalde de O Barco con el conselleiro de Sanidade

 

Al encuentro con representantes de municipios ourensanos fueron convocados los ayuntamientos de O Barco de Valdeorras, O Bolo, Carballeda de Valdeorras, Larouco, Manzaneda, Petín, Pobra de Trives, A Rúa, Rubiá, A Veiga, Vilamartín de Valdeorras y Viana do Bolo.

Estas reuniones se enmarcan en el objetivo de la Consellería de Sanidade de facilitar el mayor grado de consenso y participación activo en la elaboración de la norma. El texto continúa, actualmente, publicado en el Portal de Transparencia de la Xunta de Galicia para que toda la ciudadanía pueda acercar las sugerencias que estimen oportunas, en el que se amplió el plazo hasta el día 1 de septiembre.

En las reuniones se destacó que esta modificación de la Ley es principalmente administrativa y no supondrá ningún cambio para los pacientes, que no tendrán que cambiar de médico ni de hospital.

Otra de las ventajas que recoge la nueva organización territorial es que acerca al servicio sanitario a la ciudadanía y permitirá una coordinación entre atención primaria y atención hospitalaria más efectiva, con una cobertura asistencial realizada con los mismos criterios asistenciales y de derivación entre centros, protocolos únicos de área, y mayor interactuación de profesionales de ambos niveles asistenciales.