• La Xunta activa por segundo año consecutivo el plan propio de control de vendimia en las cinco denominaciones de origen gallegas
  • Este plan, dotado con 180.000 euros, contempla acciones de control por parte de personal propio de la Agacal, inspectores de campo y técnicos de coordinación
  • José González explicó que se trata de verificar que todo se hace conforme a la normativa de cada consejo regulador, es decir, de acuerdo con sus respectivos pliegos de condiciones y reglamentos
  • Se tratará de evitar situaciones fraudulentas que se puedan producir y que desvirtúen el sistema general de control de la calidad diferenciada de los vinos gallegos con denominación de origen

 

La Consellería de Medio Rural, a través de la Agencia Gallega de Calidad Alimentaria (Agacal), pone en marcha por segundo año consecutivo un plan propio de control de vendimia en las cinco denominaciones de origen vinícolas de Galicia. Así lo trasladó el conselleiro en funciones, José González, en una reunión de presentación de los principales contenidos del plan a los miembros del Consejo Regulador de la Denominación de Origen (CRDO) Rías Baixas y en la que estuvo acompañado por el presidente de este consejo, Juan Gil de Araújo; el secretario general del Consejo Regulador, Ramón Huidobro; y el director técnico, Agustín Lago.

En este sentido, el conselleiro subrayó que habrá una segunda jornada de presentación del plan el próximo martes, 8 de septiembre, en la Estación de Viticultura y Enología de Galicia (Evega) con los miembros del resto de las denominaciones de origen vinícolas de Galicia (Ribeiro, Valdeorras, Ribeira Sacra y Monterrei).

Así, el titular de Medio Rural trasladó que para este control en la vendimia, ya comenzada en algunas zonas, se contará con un grupo de 15 personas entre inspectores de campo y técnicos de coordinación, además del personal propio de la Agacal, para evitar posibles situaciones fraudulentas que se puedan producir y que desvirtúen el sistema general de control de la calidad diferenciada de los vinos gallegos con denominación de origen.

Dicho plan, dotado con un presupuesto de 180.000 euros, desarrollará en coordinación con los propios consejos reguladores diversas acciones dirigidas a comprobar que se cumplan las normas de vendimia, las disposiciones del pliego de condiciones de la Denominación de Origen correspondiente, así como su reglamento y las distintas instrucciones que procedan para el año 2020. Por lo tanto, el conselleiro insistió en que dicha acción “complementa y apoya los planes de control que tienen todas las denominaciones de origen de vino gallegas”.

En esta línea, José González indicó que los primeros trabajos irán encaminados a verificar la situación real de producción en la totalidad de las parcelas correspondientes a los viticultores seleccionados a través de un muestreo, de forma aleatoria y dirigida de acuerdo con un análisis de riesgo a determinar por los propios consejos reguladores.

De esta forma, aseguró el conselleiro, se estimará la posible cosecha de todas las fincas que pertenezcan a los viticultores inscritos seleccionados y se cotejará posteriormente con la producción real que se entrega en bodega. Además, durante la vendimia se realizarán diferentes controles, tanto en las bodegas como en los diferentes centros de provisión. Por último, también se realizarán controles de transporte terrestre de uva y/o mosto, en las cercanías de las bodegas y en zonas fronterizas.

Asimismo, José González quiso dejar claro que este plan de control no se centra en perseguir a nadie, pero es preciso aplicar el máximo rigor en estos trabajos con el fin de evitar situaciones fraudulentas que se puedan producir y que puedan desvirtuar el sistema general de control, matizó. Así, en caso de irregularidades, los informes elaborados y la diversa información recogida servirá de apoyo a los departamentos de la Agacal y de la propia Consellería de Medio Rural responsables de la calidad diferenciada y del control de posibles situaciones fraudulentas.

Finalmente, el titular de Medio Rural destacó que las previsiones para esta vendimia son muy buenas, tanto en cantidad como en calidad. En este sentido, señaló que gracias a esa calidad de los vinos gallegos, la bajada en el consumo fue menor de la que en un primer momento se estimaba. De este modo, reiteró que en Galicia no es preciso destilar vino ni hacer podas en verde, tal como proponía el Gobierno central, sino que la Xunta está trabajando en el impulso de la comercialización de este producto con sello de calidad. Además, el conselleiro también señaló que desde su departamento se está elaborando un instrumento financiero para garantizar y facilitar la recogida de las uvas a las distintas bodegas, con el fin de que puedan pagar el fruto a precios habituales de mercado.

Estrategia de dinamización

El titular de Medio Rural recordó que este trabajo en concreto y la apuesta por la calidad en general se enmarcan en las principales líneas estratégicas de la Consellería de Medio Rural a favor del sector del vino. En este sentido, señaló que está en marcha la Estrategia de dinamización económica, territorial y turística de las comarcas vitivinícolas de Galicia, que tiene en la calidad una de sus señales de identidad fundamentales.

Se trata de una actuación conjunta entre el sector y las consellerías de Economía, Empleo e Industria, de Cultura y Turismo y del Medio Rural, junto con la Fundación Juana de Vega, que cuenta con un presupuesto de más de 700.000 euros para reforzar la dimensión internacional, turística y territorial del vino gallego y que se verá implementada a través del Plan de reactivación y dinamización del medio rural.