A raíz del post del blog VdC titulado “La playa fluvial de O Barco: sol de justicia con poco chapuzón y mucho resbalón, caídas y esguinces” (ver aquí) se ha vuelto a retomar la polémica en torno a la playa fluvial sobre si se puede mejorar, si es posible crear una zona de baño más profunda, etc.

Todo debate sano siempre es bueno. Se podrá entrar en costes, en si es necesaria la inversión, en otros debates, pero debe quedar claro, que se puede hacer por parte del Concello de O Barco y que pertenece a otras instituciones.

En primer lugar, el tramo de O Barco es de los pocos tramos del Río Sil limpios, es decir que no está condicionado por embalses (unos 10-12 kilómetros de tramo).

rio o barco

Poder disponer de una zona con mayor capacidad de agua (para entendernos embalsar, sobra decir que el baño es libre), no es posible de manera sencilla, ya que por un Dictamen del Parlamento Galego de 2010 se recomienda no crear nuevas barreras transversales ya que las actuales son suficientes. Se debería someter a un estudio de impacto medioambiental, sin contar con los arrastres y el posible aumento de la zona inundable de O Barco (que existe en la actualidad y como es lógico, aumentaría con una barrera transversal).

Cierto es que algún partido político presentó alternativas llamativas como una presa hinchable que “salvaría” los condicionantes anteriores (costes y necesidades de inversión del municipio aparte).

peligros del río sil playa fluvial o barco

Este era uno de los puntos del debate, el otro, la limpieza y adecuación de los márgenes. Sin realizar modificaciones, la limpieza y adecuación de los márgenes se puede realizar por parte del Concello de O Barco, es más, tienen autorización de hace meses para hacerlo este año.

¿Se podría entonces mejorar el acceso por parte del Concello? La respuesta es , con materiales naturales, léase arena por ejemplo.

Pero igual que se afirma, se tiene que matizar un punto, que son las concesiones de las eléctricas que datan de hace decenas de años (en este caso de los años 50), que en este tramo permiten una variación de caudal de 7 a 160 m3 por segundo, lo que innegablemente produce una variación de arrastre muy importante y en un corto espacio de tiempo, con lo que el coste de esa adecuación dependiendo del material natural elegido puede ser muy elevado y requerir de actuaciones y gastos periódicos.

Resumen de la situación actual: Embalsar, prácticamente imposible con barreras transversales fijas. Adecuar: Viable por parte del Concello, costes aparte.