• En Ourense los centros sanitarios se desbordaron, en Lugo fallecieron tres personas por el virus y en Castilla y León hubo 322 casos por cada 100.000 habitantes

Siendo vacunado de la Gripe

 

La gripe ha dado una pequeña tregua si bien se espera un nuevo “pico” para finales de mes. Su incidencia ha colapsado los servicios de Urgencias de Galicia y Castilla y León desde el pasado 26 de diciembre hasta este momento, de modo que los servicios sanitarios están aconsejando a la población medidas de prevención.

Según el último informe del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España, correspondiente a la semana del 26 de diciembre, la tasa global de incidencia de gripe aumentó esa semana a 138 casos por 100.000  habitantes. Por grupos de edad, se observó un incremento significativo en las tasas de incidencia de gripe en los grupos de 15-64 y mayores de 64 años, mientras que en los menores de 15 años el aumento no fue significativo.

Desde el inicio de la temporada 2016-17 fueron notificadas 19 defunciones en España entre en 10 Comunidades Autónomas, el 58 por ciento mujeres. Quince de los casos eran mayores de 65 años, y cuatro pertenecían al grupo de 45-64 años. Todos tenían factores de riesgo. Ocho casos (42%) habían ingresado en UCI. Entre los 17 casos susceptibles de vacunación antigripal, 12 (70%) no habían sido vacunados.

Partícula viral o «virión» del virus de la gripe

 

En cuanto a los datos, por poner un ejemplo, en la provincia de Ourense, y según el Sergas, fueron atendidas 12.116 urgencias, el 72 por ciento por los Puntos de Atención Continuada del Área de Ourense, concretamente Allariz, Bande, O Carballiño, Castro Caldelas, Celanova, Coles, Maceda, Ourense, Ribadavia y Xinzo de Limia.

Desde el 25 de diciembre, hasta el 9 de enero, los citados Puntos de Atención Continuada atendieron 8.741 urgencias, destacando la actividad registrada por el Punto de Atención Continuada de Ourense ciudad (3.216 urgencias, cifra mayor a las registradas en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense, con 3.375).

En la provincia de Lugo, hubo tres fallecimientos como consecuencia de la gripe, si bien descendieron los casos en los últimos días, y en Castilla y León se registraron 322,1 casos por cada 100.000 habitantes en la última semana del año 2016.

  • Así las cosas, la gripe es una “epidemia” general a nivel estatal y por ello hay que seguir las recomendaciones sanitarias. El Sergas en Ourense y Galicia recomienda vacunarse para evitar la enfermedad, lavar las manos con frecuencia, tapar la boca y la nariz al toser y evitar tocar los ojos, nariz y boca. Además, invita a que cuando se esté enfermo se evite el contaco con otras personas, especialmente las que presentan factores de riesgo. Y es que la gripe hay que recordar que es una enfermedad vírica que se contagia de persona a persona, a través de las gotas de saliva y secreciones nasales que se producen al hablar o toser. Además, la supervivencia del virus en las manos es de varios minutos.