• La Xunta comienza en los centros sociocomunitarios de la provincia de Ourense una actividad para promover la salud bucodental entre los mayores
  • El programa ‘La salud bucodental no es cuestión de edad” se inició ayer en el centro sociocomunitario Ourense Centro
  • La delegada territorial destacó la importancia de la campaña que promueve hábitos de higiene que repercuten en una mayor calidad de vida de los mayores

 

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, visitó ayer el centro sociocomunitario Ourense Centro y participó en la apertura de la de la segunda edición del programa “La salud bucodental no es cuestión de edad” dirigido a las personas mayores con el objetivo de fomentar hábitos de higiene bucodental.

Díaz Mouteira, acompañada de la jefa territorial de la Consellería de Sanidad, María Villar, y de la jefa territorial de la Consellería de Política Social, María José Fernández, animó a sus usuarios a llevar hábitos de vida acomodados, especialmente en el referente a la salud bucodental, que repercutan en una mayor calidad de vida.

La actividad dirigida a los usuarios de los centros sociocomunitarios de la provincia consiste en la realización de una charla formativa, impartida por una higienista dental de la jefatura territorial de Sanidad, con la que los mayores aumentarán sus conocimientos y habilidades relacionadas con la salud bucodental en la vida diaria y con la adquisición de hábitos de higiene.

Los últimos datos sobre salud oral en España señalan que más del 90% de los mayores de 65 años padecen una enfermedad periodontal y tienen un promedio de 14 dientes afectados de caries. Los mayores de 65 años manifiestan tener peores hábitos en lo referente a higiene bucal diaria e incluso un 5,3% reconoce que no realiza ningún cepillado de dientes al día, porcentaje que aumenta de forma progresiva hasta el 17% en los mayores de 85 años. En los últimos diez años las cifras de fallecimientos en Galicia por cáncer de labio, cavidad oral y faringe se mantienen entre los 169 del 2005, los 202 de 2012 y los 184 casos en el pasado 2015.

Una salud bucodental deficiente influye en la aparición de determinadas enfermedades sistémicas, en el bienestar general de las personas, en su capacidad de comer y de hablar, e incluso puede afectar a la salud mental y las relaciones sociales. Ante estos datos, y dado el envejecimiento progresivo de la población, la jefatura territorial de Sanidad, con el apoyo de la Dirección General de Salud Pública y con la colaboración de la jefatura territorial de Política Social, decidió organizar la segunda edición de este programa con el objetivo de mejorar la salud bucodental de los mayores de la provincia ourensana. La primera edición se había desarrollado en 2014 y había contado con la participación de 500 personas.