depositos o fondosLa caída en picado de la rentabilidad que han experimentado durante todo el 2013 los depósitos bancarios tradicionales  ha provocado el resurgir de las cifras netas de contratación de fondos. A ello ha contribuido además que muchas gestoras de fondos han cambiado las características de algunos productos convirtiéndolos en productos sin riesgo que permiten conseguir incluso una rentabilidad garantizada sin asumir riesgos en el capital inicial si se llega al vencimiento previsto inicialmente.

Fondos garantizados de capital o fondos garantizados de capital y rendimiento, son nichos donde el cliente con aversión total al riesgo ha encontrado hueco para sus ahorros durante el 2013 y lo que llevamos de este 2014. No asumir riesgos de ningún tipo y mejores rentabilidades que los depósitos han conseguido que despunte su cifra de contrataciones.

¿Y qué ocurre con los perfiles de ahorradores que gustan del riesgo moderado?

Aquellos pequeños ahorradores que quieren conseguir mayor rentabilidad a costa de asumir un poco de riesgo, no mucho dicho sea de paso, también tienen cabida en el mundo de los fondos de inversión.

Hablamos de perfil de riesgo moderado y en ellos incluimos aquellos ahorradores que pueden o establecen riesgos sobre la mitad como mucho de los ahorros inicialmente invertidos. Serán aquellos fondos de inversión en los cuales el importe mínimo invertido en activos de renta fija se sitúa en el 50% (aunque hay quien incluso habla de llegar a solo un 40%).

Pero como lo que se busca es el incremento de la rentabilidad final sin asumir demasiado nivel de riesgo, se reducen posiciones en fondos del tipo de los fondos monetarios o de los fondos de renta variable pura, unos por las bajas rentabilidades que se obtienen y otros por el exceso de riesgo que corre el titular.

Han tomado posiciones con fuerza entre las carteras de inversión de los pequeños ahorradores las denominadas estructuras, es decir, parte del dinero se destina a un producto sin riesgo como por ejemplo un depósito a plazo mientras que otra parte se vincula a activos vinculados a la renta variable, acciones, cesta de acciones, índices bursátiles,….

Los expertos en fondos para este año recomiendan  a este perfil de clientes que el componente de variable de sus fondos de inversión debe de situarse entre el 30% y el 37,7%  del dinero destinado a la apertura del fondo, dependiendo del activo subyacente que sea el que va a variable.

La parte que va a renta fija ira a productos que cambian en función de la gestora de nuestro fondo. Desde invertir en depósitos tradicionales, en renta fjija nacional, renta fija internacional,…,hasta invertir en fondos monetarios nacionales o internacionales.

Pero lo que tiene que tener claro el pequeño ahorrador con este perfil es el límite al cual quiere llegar invirtiendo en variable ya que, en función del mismo, podemos encontrarnos con fondos de renta fija mixta o fondos de renta variable mixta que se adapten ambos a su perfil.

Las entidades financieras además están por la labor de la comercialización de productos de riesgo moderado ya que, ante la posibilidad de que un cliente de depósitos se lleve el dinero a otra entidad financiera por la baja rentabilidad, prefieren que se quede con ellos con productos que den mejores rendimientos sin asumir mucho riesgo y, claro está, la mejor opción son los fondos de inversión de perfil moderado.

Por este motivo vemos en estos tiempos tanto a los fondos o los depósitos estructurados como a los fondos de renta fija mixta,  como los productos estrella dentro del segmento del ahorro dentro de las diferentes entidades financieras. La parte a variable suelen invertirla en valores estables, de reconocido prestigio o favorable historia bursátil, huyendo de los vinculados a sectores sin consolidación como son las nuevas tecnologías (demasiado cambio implica más riesgo) y también escapando de los valores de firmas que se encuentren en las denominadas economías emergentes, tan de moda hace unos años en los productos vinculados a variable.

Cualquier entidad posee por lo tanto en s cartera de productos de ahorro fondos de estas características ya que son la alternativa natural más óptima para perfiles de pequeños ahorradores que están dispuestos a sumir algo de riesgo a cambio de conseguir mejores rentabilidades que, con mucha probabilidad, tripliquen o cuatripliquen a la rentabilidad que les ofrecían los depósitos bancarios.

Consejo que damos: no quedarse solo en la denominación del fondo, es decir, si es un fondo fijo mixto sin más, sino que hay que ver en que se invierte la parte en variable. Que en vez de invertir un 30% en variable invierta un 40%, para este perfil  de cliente debería de ser irrelevante con tal de que los valores en los que invierte sean de firmas contrastadas y consolidadas.