cárcelEncarcelado por intentar matar a su esposa nada más y nada menos que en cinco veces.

Los hechos nos llevan a Rusia, donde un empresario ha sido condenado a ocho años y medio de cárcel por intentar asesinar a su esposa en cinco ocasiones ya que no quería repartir sus propiedades con su joven esposa que quería divorciarse.

Este empresario, Konstantin Monastiskii de 47 años de edad, parece ser que contrató a un sicario que le pidió 19.488 dólares para llevar a cabo el cometido. Le anticipó un pago de 5.568 dólares que literalmente ‘se bebió el dinero’ y lo denunció ante la policía.

Como solo era el testimonio del embriagado criminal, la policía decidió montar un asesinato falso de acuerdo con la mujer del empresario quien , tras recibir una foto que confirmaba su encargo, accedió  a pagar el resto del dinero, momento en el cual la polícía confirmó el delito de intento de asesinato.

Ante esto confesó que era la quinta vez que quería matar a su mujer, pero que los criminales contratados acababan estafándole.