• La colaboración ciudadana fue fundamental para que los agentes de Tráfico procediesen a su detención

 

La Central Operativa de Servicios de Tráfico del Subsector de Ourense recibió  varias llamadas telefónicas de conductores, el domingo a las 20,30 horas, que en esos momentos transitaban por el km.117 de la A-52, autovía de  Rías Baixas (Benavente – O Porriño), a la altura de la localidad ourensana de A Mezquita que, muy alarmados, informaron de la presencia de un vehículo articulado “tráiler”, con matrícula portuguesa, circulando en zig-zag y dando unos bandazos de izquierda a derecha  que ocupaban los carriles de la calzada del sentido O Porriño.

Sin demora, el agente que se encargaba de gestionar esta emergencia, emitió un comunicado urgente para que todas las patrullas de Tráfico tratasen de interceptarlo, al tiempo mantenía abierta la comunicación con uno de los alertantes que circulaba detrás del mismo con las luces de emergencia accionadas, y que no se atrevía a adelantarlo por temor a que colisionase contra su turismo. Este ciudadano, que ha sido calificado de ejemplar por la Guardia Civil de Tráfico,  en un primer momento tenía la intención de abandonar la autovía tomando la salida de A Gudiña,  pero decidió permanecer detrás para continuar indicando el itinerario que seguía el camión: A Gudiña, Riós y Verín; donde finalmente una patrulla del Destacamento de Tráfico trató de detenerlo, utilizando para ello las señales acústicas y luminosas durante más de tres quilómetros, sin que, su conductor, pareciese percatarse de la presencia del vehículo policial,  hasta que finalmente pudo ser parado en la salida 160 “Verín-Oimbra-Portugal”.

Cuando los agentes de Tráfico se dirigieron a su conductor, Vasyl S., de 44 años, y de nacionalidad rusa, aunque con residencia permanente en Portoalegre (Portugal), se percataron que esta persona presentaba evidentes síntomas de hallarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que decidieron someterlo a las pruebas reglamentariamente establecidas para la detección de alcohol mediante aire espirado, arrojando un resultado de 0,93 y 0,89 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, sextuplicando la tasa máxima de 0,15 miligramos de alcohol permitida por tratarse de un   conductor profesional.

Como consecuencia de lo anterior, se procedió a la inmediata inmovilización del vehículo y a la detención del conductor como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, previsto en el artículo 379.2 del Código Penal, que lleva aparejada una pena de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o con trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y, en cualquier caso con la privación del derecho a conducir en España, vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior de 1 a 4 años.

Está previsto que hoy lunes, día 27 de marzo, el conductor detenido, sea recibido por la titular del Juzgado de Guardia de Verín, mientras tanto, permaneció custodiado en los calabozos municipales de Verín, por tratarse de un súbdito extranjero al que no le consta domicilio conocido en España.

Desde el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense, se quiere agradecer especialmente esta colaboración ciudadana, “que ha permitido apartar de la circulación al conductor ruso y que, sin lugar a dudas, ha contribuido a evitar un siniestro vial de consecuencias impredecibles”.