• Díaz Mouteira destaca el trabajo de las asociaciones de mujeres rurales a favor de la igualdad real y efectiva de hombres y mujeres en el rural
  • La delegada territorial de la Xunta en Ourense visitó en Monterrei la asociación ‘Fonte do Ouro’, con motivo del Día Mundial de la Mujer Rural y puso en valor el papel de las mujeres como motores de desarrollo y crecimiento de las zonas rurales
  • Esta entidad es una de las beneficiarias de las aportaciones de la Secretaría General de la Igualdad destinadas a fomentar el asociacionismo y la participación de las mujeres

 

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, puso en valor el papel de la mujer en el mundo rural y la labor desarrollada por las asociaciones de mujeres rurales con el objetivos de conseguir la igualdad real y efectiva de la mujer del rural fomentando su participación en los diferentes ámbitos: social, laboral, económico, político y, en general, en todos aquellos que abarcan la vida de las mujeres. Lo hizo durante su visita a la Asociación de Mujeres Rurales Fonte do Ouro, del ayuntamiento de Monterrei, coincidiendo con el Día Mundial de la Mujer Rural.

Durante la visita, Díaz Mouteira explicó que la presencia y actividad de las mujeres en medio rural demostró ser clave para evitar la despoblación y para la consecución de un desarrollo pleno y sostenible del medio rural, lo cual constituye una garantía de viabilidad, identidad, progreso y cohesión para toda la sociedad, ya que afirmó que “las mujeres rurales son esenciales para asentar la población, evitar la masculinización y envejecimiento del medio rural, e impulsar la diversificación económica”.

Según la delegada territorial, la Xunta trabaja para mejorar la situación de las mujeres rurales y su calidad de vida, promover actividades que contribuyan a su participación en la vida cultural y fomentar su visibilidad e impulsar su capacidad para emprender y promover condiciones que faciliten la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en un escenario de corresponsabilidad entre mujeres y hombres.

Con este objetivo la Vicepresidencia y Consellería de Presidencia, Administraciones Públicas y Justicia, a través de su jefatura territorial en la provincia de Ourense, este año repartió ayudas a asociaciones de mujeres para el fomento al asociacionismo y a la participación de las mujeres.

En Monterrei, la Asociación de Mujeres Rurales Fonte do Ouro es una de las beneficiarias de estas aportaciones autonómicas, junto con otras tres entidades. La delegada territorial conoció el programa de actividades que realizan al amparo de esta subvención y que incluyen, entre otras, talleres de cocina saludable y de gimnasia; jornadas informativas de igualdad y prevención de la violencia de género para conmemorar el Día internacional de las mujeres 8M y el Día internacional contra la violencia de género 25N. La presidenta del colectivo le explicó a la representante del Gobierno gallego que con la aportación de la Xunta desarrollan estas actividades que pretenden promover la participación de las mujeres en la vida cotidiana, así como fomentar las relaciones interpersonales entre iguales, al mismo tiempo que se dinamiza la oferta de recursos existentes en el rural.

Díaz Mouteira subrayó que estas subvenciones de la Secretaría General de la Igualdad tienen por objetivo fortalecer y consolidar el movimiento asociativo de mujeres, por ser un elemento indispensable en la promoción de la igualdad de oportunidades, además de potenciar la participación social y la calidad de vida de las mujeres gallegas.

Dos líneas de actuación

El importe total de las ayudas se distribuye en dos líneas de actuación. La primera destinada a la consolidación del movimiento asociativo colaborando en el mantenimiento y en el funcionamiento de las entidades Mientras, la segunda línea subvenciona la promoción de actuaciones y actividades singularizadas en materia de igualdad, de prevención de la violencia de género y de acompañamiento de las víctimas, con especial incidencia de las mujeres rurales, mujeres mayores y/o mujeres en situación de vulnerabilidad, en el marco del Pacto de Estado contra la violencia de género.