Cerca de un millón de euros en las siete áreas de rehabilitación integral en Ourense, Ribadavia y Castro Caldelas

  • Gabriel Alén subraya el esfuerzo inversor de la Xunta 
    • Ayer el delegado territorial de la Xunta en Ourense visitó la ARI del Barrios Serra de San Mamede, Cruceiro Quebrado y A Inmaculada
  • El delegado territorial concretó que estos fondos podrán destinarse a la concesión de ayudas dirigidas a los propietarios de viviendas y edificios a rehabilitar así como a los propios ayuntamientos
  • Gabriel Alén explicó el Ayuntamiento de Ourense podrá gestionar un total de 556.000 euros para actuaciones a ejecutar en las cuatro ARIS para las que solicitó financiación, Castro Caldelas casi 126.000 euros para actuar en su única ARI, y Ribadavia algo más de 263.000 a dividir entre sus dos ARIS

 

El delegado territorial de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén, visitó ayer, acompañado de Sonia Ogando, Concejal de Urbanismo, Vivienda y Patrimonio del ayuntamiento de Ourense, el área de rehabilitación integral Barrios Serra de San Mamede, Cruceiro Quebrado y A Inmaculada; una de las 14 ARIS de carácter municipal declaradas en la provincia, en la que pudo comprobar de primera mano la actuación de aislamiento de la fachada por el exterior de una vivienda unifamiliar beneficiaria de estas ayudas.

El delegado territorial explicó que la Xunta acaba de asignar en total cerca de un millón de euros a los ayuntamientos de Ourense, Ribadavia y Castro Caldelas para financiar distintos tipos de actuaciones de recuperación y urbanización en las siete áreas de rehabilitación integral (ARIS) declaradas en estos municipios.

De este modo, el ayuntamiento de Ourense podrá gestionar un total de 556.000 euros para actuaciones a ejecutar en las cuatro ARIS para las que solicitó financiación, mientras que a Castro Caldelas le corresponderán casi 126.000 euros para actuar en su única ARI.

En cuanto a Ribadavia, en el reparto definitivo de los fondos se le asignó algo más de 263.000 euros a dividir entre sus dos áreas de rehabilitación integral. En este caso concreto, hace falta subrayar que una de ellas fue declarada área Rexurbe el año pasado, condición que tuvo en cuenta la Xunta a la hora de repartir los fondos disponibles y que se tradujo en un refuerzo de la financiación asignada al ayuntamiento de Ribadavia para este ámbito en concreto.

Gabriel Alén destacó la apuesta de la Xunta por las áreas Rexurbe, una figura creada por la Ley de rehabilitación para recuperar de forma integral determinadas zonas gracias a la inversión pública y privada, también se refleja en la última convocatoria lanzada por el IGVS para adquirir inmuebles en este tipo de ámbitos y rehabilitarlos con fines residenciales. De hecho, en el marco del Programa Rexurbe de este año, la Xunta recibió cuatro ofertas de particulares para vender inmuebles en estado de abandono en Ribadavia.

Una vez resuelta la convocatoria del Programa de fomento de la regeneración y renovación urbana y rural y notificados los beneficiarios, el siguiente paso será firmar convenios específicos con cada uno de los ayuntamientos seleccionados para que, a continuación, las propias Administraciones locales procedan a convocar las correspondientes ayudas, a las que podrán optar los propietarios de las viviendas y edificios a rehabilitar dentro de cada ARI.
El importe máximo de las subvenciones que podrán percibir los particulares es de 24.000 euros por vivienda, sin que pueda superar el 50% del presupuesto de la actuación. En todo caso, el límite subirá hasta el 85% cuando el solicitante tenga ingresos inferiores a tres veces el IPREM y cuando se acometan actuaciones para la mejora de la accesibilidad y se acredite que en la unidad de convivencia existen personas con discapacidad o mayores de 65 años.

Además, los ayuntamientos recibirán también subvenciones para ejecutar por su cuenta actuaciones de urbanización y reurbanización de espacios públicos dentro del ámbito de la ARI, con un importe de hasta 2.000 euros por cada vivienda rehabilitada.

A mayores, la Administración local contará con financiación para sufragar los costes asociados a la oficina municipal de rehabilitación —1.500 euros por vivienda rehabilitada o construida en relevo de otra existente—.

Más de 185 millones y 18.500 viviendas

El delegado territorial recordó que la Administración autonómica viene haciendo en los últimos años un importante esfuerzo en materia de rehabilitación y que desde la puesta en marcha de este programa ya se movilizaron 185 millones de euros para recuperar alrededor de 18.500 viviendas en la Comunidad.

A estas grandes cifras hay que sumar el importe destinado también a las oficinas de rehabilitación, que solo en los últimos cuatro años recibieron 5,14 millones y donde trabajan ya más de 120 personas.

Actualmente existen 76 ARI declaradas en 44 ayuntamientos y otras tres de carácter supramunicipal —las ARI de los Caminos de Santiago, del Parque Nacional de las Islas Atlánticas y de A Ribeira Sacra—. En total, 160 ayuntamientos gallegos tienen por lo menos una figura de este tipo dentro de su término municipal.